Search
Tuesday 15 October 2019
  • :
  • :

El puente Guanima: un paso seguro y atractivo

El puente Guanima, el más joven de la ciudad de Matanzas, quedó abierto al paso peatonal y vehicular, el 20 de los corrientes, dos meses antes de lo establecido en el cronograma de ejecución.

La conclusión de esta primera etapa del proyecto, que también se distinguió por la reducción del presupuesto de la inversión en 400 mil pesos, se logró, fundamentalmente, por la correcta organización y desarrollo de las operaciones constructivas y las respuestas oportunas de los principales actores del proceso.

En esta obra fue determinante la incondicionalidad y laboriosidad de los constructores, brigada a la que la Central de Trabajadores de Cuba (CTC) le entregó la bandera de Proeza Laboral.

Trabajadores portan la bandera de Proeza Laboral que les otorgó la CTC.

Erigido en las proximidades de la playita El Tenis, esta vía que toma el nombre con el que los aborígenes cubanos bautizaron a la bahía yumurina, es un elemento esencial dentro del corredor turístico La Habana-Varadero.

Capaz de soportar cargas superiores a las 30 toneladas y el paso diario de poco más de 38 mil vehículos, el Guanima consta de dos calzadas separadas y edificadas con una tipología de vigas potensadas que garantizan su durabilidad.

De acuerdo con las precisiones de la ingeniera María Elena Tabío Alfonso, directora del proyecto de ejecución que se inició el seis de mayo de 2016, el trabajo se caracterizó además por el cuidado de esa zona de la rada matancera, pues en ella no se vertieron los escombros de los 400 metros cúbicos de demoliciones.

Tarja que ilustra la inauguración del puente Guanima en 1994.

En el orden constructivo, detalló la ingeniera, se colocaron 220 toneladas de acero de refuerzo, mil 400 metros cúbicos de hormigón y 128 vigas postensadas de 25 toneladas y 20 metros de largo.

“Fue una obra bien diseñada desde el punto de vista técnico-material y cumplida con la calidad que exigen las normas internacionales. El puente luce más moderno por el toque del nuevo diseño de pretiles, barandas de aluminio importadas e iluminación led”, agregó Tabío Alfonso.

Ahora sólo restan 45 días de labor para concluir con la segunda parte de la obra, tarea que incluye los ranchones y la apertura del centro gastronómico, aledaños al Guanima, la vía peatonal y vehicular que desde 1994 integra el grupo de aquellas por las que Matanzas lleva el sobrenombre de Ciudad de los Puentes.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mostrar Botones
Ocultar Botones