Search
Sunday 20 October 2019
  • :
  • :

El verso de la Patria en Tirry 81

La casa de Tirry 81 se vistió con los colores de la ciénaga y unos zapaticos blancos adquirieron los matices de la poesía carildiana, durante la tertulia Al sur de mi garganta.

Sin mayores presentaciones porque ellas se instituyen en símbolos cada día, estas mujeres, una desde la poesía infinita de la Patria y la otra como muestra de la firmeza de un pueblo, fueron tocadas por la historia y en la historia misma se han convertido.

“Me sentí muy halagada, muy emocionada de poder disfrutar de esta tertulia hermosa. Estoy contenta de que me hayan invitado, sobre todo tratándose de Carilda, una mujer tan ilustre como lo es ella”, confesó emocionada Nemesia Rodríguez Montano, la niña de los zapaticos blancos.

“Cuando decimos la historia de nuestra Cuba estamos hablando de una historia profunda, que no se nos olvida, que cada día en cada cubano tiene una repercusión, como la de hoy.

“Tan sencilla es esta mujer, quien siempre va con sus zapaticos blancos porque esa es una manera de siempre llevar la historia consigo misma porque fueron y aún representan un símbolo de la entereza de Cuba. Ella ha sabido cuidar ese símbolo, ennoblecerlo. Hoy Nemesia se estremece y nos estremece a todos con su historia tan blanca como sus zapaticos blancos.”

Casi recita Carilda Oliver Labra y las palabras salen de su boca como si la luz no encontrara otro lugar donde anidar que no sea en su boca demorada. Pero las une más que esa historia que personifican.

Nemesia siente un nudo en la garganta, pero rememora esos días tan difíciles de abril en los que el dolor se transformó en convicción, en dignidad y en respeto profundo al certero líder al que amó y admiró desde el principio.

“Hablar de los hechos de abril de 1961 siempre me pone nerviosa, esa dolorosa huella será imborrable en mi vida. En la invasión mercenaria por Playa Girón yo perdí a mi mamá. Fueron días muy difíciles y cuando los vuelvo a recordar me siento tensa.

“Durante un tiempo los médicos me prohibieron hablar sobre ese tema porque caló muy hondo en mí. Después de tantos años aún me emociono al rememorar, me sube la presión. Esos son tormentos que me acompañarán siempre.

“El pueblo cubano nunca puede olvidar el concepto de Revolución. Tampoco deben prescindir de la historia de nuestro país ni el legado de mi Comandante, de nuestro Comandante en Jefe Fidel Castro.”

Carilda a punto de cumplir 95 años este 2017, en una coloquial concatenación de versos sin rima, comparte la emoción de su identidad martiana, fidelista, cubana. Se escucha vibrar en su voz la poesía de la Patria.

“Me siento muy bien. ¡Cómo me voy a sentir si estoy en Cuba, en Matanzas, en Tirry 81, rodeada de tanta gente noble! Veo mi Patria que crece cada día más, cada día más profunda es Cuba, más legendaria.”

Los sueños de una Cuba que en abril de 1961 se anegó en la sangre de sus hijos agradecidos florecen hoy bajo la sombra segura, eterna y victoriosa del caguairán. Fidel está presente en Carilda y Nemesia, en la cultura, en la historia, en cada cubano que defiende el futuro sin olvidar el pasado. “Cuba es siempre la de Martí, es siempre la de Maceo, la de Fidel. Así es que ¡Viva Cuba! Es decir siempre ¡Viva Fidel!”

Y una vez más la casa de Tirry 81 se estremeció con cada latido de su isla inmensa.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mostrar Botones
Ocultar Botones