Search
Saturday 14 December 2019
  • :
  • :

África late en el corazón de Pueblo Nuevo

El Ateneo de la Rumba de la ciudad de Matanzas es un viejo sueño que ha variado mucho respecto al sitio que ocupará su sede y los proyectos que sobre él se generan; sin embargo, mantiene su fin de propiciar el desarrollo de este género como patrimonio inmaterial de Cuba, parte indisoluble de la cultura matancera, hoy instituido Patrimonio de la Humanidad.

Entre finales del año 2013 y principios del 2014 se aprobó un espacio   para desarrollar esta iniciativa como proyecto municipal de desarrollo local, explicó Yoelkis Torres Tápanes, al frente del macroproyecto de integración, intervención y transformación sociocultural Afroatenas.

“Después de muchas tentativas de sedes, terminamos en el cabaret El Pescadito, entregado en pésimas condiciones constructivas, casi a punto de derrumbe con el fin de restaurarlo y convertirlo en el centro de las actividades de esta propuesta de iniciativa municipal de desarrollo local.

“El espacio no solamente se dedicará a la difusión de la rumba, su programación se destinará a satisfacer las necesidades culturales que hoy tiene la ciudad.”

En el antiguo centro nocturno El Pescadito, ubicado en pleno corazón de la barriada de Pueblo Nuevo, se retomarán las noches de cabaret y se plantean rescatar los espacios dedicados a la difusión del teatro musical, ampliamente desarrollado en la Matanzas de otras épocas y casi inexistente en la cultura de la ciudad actualmente.

Para ello deberá estar listo el espacio físico de su sede, cuyo proyecto constructivo se encuentra en diferentes etapas. “Se diseñan los proyectos de su visualidad, se gestionan fondos con organizaciones no gubernamentales y embajadas del Cuerpo Diplomático en Cuba y del uno por ciento del presupuesto que el Gobierno dedica a los proyectos de desarrollo local para financiar parte de los sueños.

“Como trabajamos con una visión para el beneficio de la ciudad, las inversiones que se destinen a este tipo de iniciativas se revertirá en una mayor calidad y más fuentes de ingresos para venideras acciones.”

Los niños, jóvenes y personas de la tercera edad encontrarán opciones de acuerdo a sus preferencias, espacios cucalambeanos, algunos destinados a la difusión de la música mexicana, una programación dedicada a la cultura popular tradicional de la ciudad.

Pero no solo se realizan gestiones para el desarrollo del Ateneo de la Rumba. Bajo la guía metodológica del proyecto de integración, intervención y transformación sociocultural Afroatenas se inserta igualmente el Callejón de las Tradiciones.

“El Callejón de las Tradiciones funciona como un espacio de trabajo comunitario dirigido a fortalecer el sentido de pertenencia de los habitantes del consejo popular de Pueblo Nuevo y el Ateneo de la Rumba se convertirá en uno de los ejes fundamentales de proyección de ingresos para reinvertir en estos proyectos. Estas ideas responden a la intención del desarrollo de la barriada a partir de un ecobarrio, es decir, un barrio que se autogestiona a partir de sus potencialidades.

“Ambos estarán unidos por un corredor cultural que se tramita hoy con la Oficina del Conservador de la Ciudad, funcionaría desde la cuadra de El Pescadito y llegaría por la calle San Francisco hasta el Callejón de las Tradiciones. El propósito es atraer hasta este punto al turismo que visita hoy la ciudad.”

En estrecho vínculo estos espacios fungirán también como escenarios para la superación. Para ello contará con aulas donde se ofrecen clases de idioma, costura, habilidades manuales e igualmente se impartirán talleres sobre canto, danza y percusión lo que, a su vez, contribuirá a materializar el añorado proyecto del Conjunto Folclórico de Matanzas.

El Callejón de las Tradiciones cuenta hoy igualmente con el Centro de Gestión Villanueva dedicado a la cultura popular tradicional, el trabajo comunitario y propio desarrollo endógeno del barrio Pueblo Nuevo, especificó Torres Tápanes.

Afroatenas también forma parte del comité Cubano de la Ruta del Esclavo, que bajo la presidencia de la especialista Isabel Hernández Campos, ofrece un acercamiento a las expresiones de la cultura cubana de origen africano en diferentes regiones del mundo, y en este caso en Matanzas, agregó su vicecoordinador provincial.

“La rumba es un remanente de la esencia cultural que nos trajo la negritud y, por supuesto, casi toda la cultura popular matancera está permeada por estos elementos que hoy tributan a la identidad propia de Matanzas, alimentada tanto por las religiones cubanas de origen africano como por las culturas que se fusionaron para engendrar la idiosincrasia de esta tierra, considerada como la pequeña África del Caribe.”

Afroatenas constituye entonces en un espacio para recordar, preservar y enaltecer las raíces y tradiciones heredadas por nuestro pueblo de las culturas de origen africano, un fuerte legado cultural que representa parte indispensable de la identidad nacional.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mostrar Botones
Ocultar Botones