Search
Tuesday 17 September 2019
  • :
  • :

Tesoros de una ciudad de primicias: museo Oscar María de Rojas

Zobeida Fernández González dedica largas horas cada día a la conservación de las piezas del museo municipal Oscar María de Rojas de Cárdenas. Su labor, como la de numerosas generaciones de trabajadores que han formado parte de la vida de este inmueble con más de 100 años desde su fundación, es decisiva para el desarrollo de su papel como guardián de la memoria histórica.

“El trabajo de todas las generaciones que se han relacionado con este centro cultural ha resultado primordial para que una buena parte de las colecciones que llegaron a nuestros días del gran museo que dio vida a este se mantengan en buen estado.

“Esta institución tienen 117 años desde su apertura y, precisamente, el inmueble que ocupa se abrió al público por primera vez, aunque no como museo sino repartido en varias salas de la Casa Consistorial que aquí radicaba, cuyas piezas se emplearon para constituirlo.

“Durante los años 70 se entrega al Ministerio de Cultura para que fungiera aquí tan importante institución y así es que las colecciones pertenecientes aquel edificio se trasladaron hasta aquí”, consideró Danilo Martínez Carmenate, Jefe del Departamento de Investigación del Museo Oscar María de Rojas.

La existencia y conservación de objetos y documentos personales de más de 90 generales de nuestras guerras independentistas representa solo un detalle entre las numerosas colecciones que atraen las atenciones de los visitantes. “Contamos con trece salas de exposición con diversas temáticas: minerales y arqueología, zoología, historia nacional. También se refleja la labor de Oscar María de Rojas como fundador y primer director del museo, una labor impresionante en la búsqueda y recaudación de piezas a lo largo del país y del mundo para ser exhibidas. Sus colecciones son de suma importancia, muy variadas y de gran significación artística y ambiental.”

Resalta en el inmueble su excelente estado constructivo, otro de los motivos por los que fue seleccionado por la Oficina provincial de Patrimonio como uno de los aspirantes al Premio Nacional de Conservación este año.

“La arquitectura del edificio de expresa fundamentalmente en el estilo neoclásico, recoge un poco de eclecticismo también con el portalón grande. En los últimos años la labor de restauración ha sido decisiva en diferentes áreas del edificio: se concluyeron las labores de rehabilitación del parque central, los pisos son nuevos, las paredes, vitrinas de exposición y pintura de la sala de los fundadores recibieron igualmente una profunda restauración.”

Más de cien años de historia se resguardan entre sus paredes. Reto a la vez gratificante y difícil el de mantener vivo tanto legado y conocimientos que hablan de quiénes fuimos y somos, aún más en una ciudad de cultura y de primicias.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mostrar Botones
Ocultar Botones