Search
Thursday 17 October 2019
  • :
  • :

Plan Matanzas 325: crecerse ante los desafíos

A las obras de imponente belleza arquitectónica que existen en Matanzas se suman valores paisajísticos excepcionales

Encaminado a la restauración de la ciudad con vistas al aniversario 325 de su fundación en el 2018, el Plan Matanzas 325 comenzó con el pie izquierdo. El tan llevado y traído tema, por demás arduo y polémico, se ha convertido en una especie de lema en esta urbe, poseedora de una espectacular belleza desde el punto de vista arquitectónico, natural, patrimonial y cultural.

Quienes viven en el gran anfiteatro que es Matanzas están necesitados de disfrutar de una ciudad que recuerde a la de los esplendores de antaño, pero existen múltiples elementos a tener en cuenta cuando se trata sobre los sueños relacionados con la rehabilitación de la villa moderna por excelencia de América.

Aunque actualmente se aprecia un movimiento constructivo en la ciudad, que abarca varias acciones de bastante envergadura, la dilatación de su inicio pega con fuerza en el rostro de un proyecto cuya primera etapa deberá concluirse en poco más de un año.  

“Del 325 se está hablando desde finales del 2014. Uno de los problemas más graves que tuvimos fue que el año 2015 se perdió en preparación. Esta lentitud se impugna al desconocimiento sobre lo que se quería hacer, la escasez de mano de obra para lograr una mayor implementación de los proyectos.

“No fue por falta de exigencias de las autoridades gubernamentales de la provincia que se mantuvieron siempre al tanto de cada proceso, velando por su correcta ejecución. Pero, a la larga, las obras demoraron mucho para comenzar a realizarse. Solo a mediados del 2017 es que han comenzado a verse acciones constructivas en Matanzas”, explicó Leonel Pérez Orozco, Conservador de la Ciudad de Matanzas.

Esta es la Matanzas que el matancero no puede permitirse…

El descuido, la falta de profesionalidad y orden al asumir labores de restauración en muchos casos, y la inexistencia de un presupuesto acorde a las necesidades del complejo proceso reconstructivo que precisa esta urbe tricentenaria, marcaron los destinos de su patrimonio edificado, lo que supone mayores exigencias para saldar la deuda con un patrimonio abandonado durante demasiado tiempo.

Muros que una vez retaron la magnificencia hoy no son más que trozos incompletos, memorias de la majestuosidad de antaño

Aunque demoradas, ya comenzaron las acciones y eso es lo que debe prevalecer. El ordenamiento urbanístico de la ciudad teniendo en cuenta los paseos peatonales, la reanimación de las principales plazas del centro histórico, así como la restauración de los inmuebles patrimoniales enclavados en el área, conforman los principales objetivos que se incluirán en la primera etapa del Plan Matanzas 325.

“La ejecución de este plan no concluye en el 2018 como creen algunos matanceros, sino que se extenderá hasta el 2025. Existe un nivel de prioridad y realismo para el cumplimiento de las tareas, con un plazo que abarca solamente un año y cuatro meses.

“Para entonces deberán estar terminadas las dos primeras cuadras de la calle Medio, la Plaza de la Vigía, el teatro Sauto, la sede de la Oficina del Conservador, la escuela de oficios,  el hotel Louvre y el paseo fluvial de Narváez. Esto incluye el remozamiento de la plazoleta de la Catedral y de la Plaza de la Libertad.”

Hacia la revitalización, restaurción y conservación de la Ciudad de los Puentes está encaminado el Plan Matanzas 325

En 3 etapas que abarcarán varios años se pretende lograr la revitalización el centro histórico de la ciudad, declarado Monumento Nacional en el 2013 y considerado el segundo más grande del país, después del de Camagüey.

Para ello se estableció la Zona Priorizada para la Conservación (ZPC), “un espacio piloto para la prueba del 325 que comprende una sección pequeña del centro histórico, desde la Calle Magdalena hasta Santa Teresa y de Manzano a Narváez. A partir de ahí nos extenderemos hasta abarcar el centro histórico de Matanzas, cuya renovación llegaría a un 75 por ciento.”

Aún con sus derrumbes, Matanzas conserva su belleza de dama impoluta

Pero, para llegar al feliz término de todos los sueños que se esbozan sobre el futuro a mediano y largo plazo de la ciudad de Matanzas, muchos son los factores que deben ponerse en práctica.

La unión de los entes implicados, la profesionalidad con que se asuman las labores, el nivel de compromiso de cada uno de los responsables, el apoyo de la población y el cuidado extremo de los detalles de cada obra serán determinantes para lograr la tan ansiada rehabilitación de la Atenas de Cuba. Exigencias que no deben verse afectadas por la premura del tiempo.

“Soy una persona que no comparto las premuras. El Plan Matanzas 325 es muy ambicioso y lo que vayamos a hacer debe hacerlo con calidad. Hemos logrado mucho y lograremos más si nos unimos y ponemos nuestros conocimientos en función del rescate del patrimonio de esta ciudad excepcional.

Son estos derrumbes y abandonos heridas insondables al orgullo, la identidady la historia cultural de la Atenas de Cuba

“Uno de los más grandes retos que se nos imponen es sensibilizar a las personas para que también contribuyan a su cuidado y preservación”, considera Ramón Recondo Pérez, arquitecto, profesor e investigador.

“Yo escucho criterios de las personas que a veces dice ¿y se hará? En ese sentido la Oficina del Conservador está desarrollando un trabajo enorme gracias a Leonel que es una persona que ama esta ciudad; creo que nadie como él tiene capacidades para tan alta responsabilidad.

“Pero nos afecta el hecho de que el tiempo está contra nosotros y me parece que el volumen de obras que tenemos por delante es grande. Todos los actores públicos tenemos la obligación de que el 325 no sea un proceso apresurado. Los éxitos tienen un precio, pero los errores se pagan aún más caros”, agregó Ercilio Vento Canosa, Historiador de la Ciudad.

“En esto va implícita la calidad de las acciones que se realizan, para eso estamos nosotros que somos acuciosos de nuestras obras y así lo vamos a hacer, agregó Pérez Orozco. La exigencia será máxima en cada una de estas edificaciones y proyectos.”

Matanzas merece un final feliz después de su largo descansar. Esta es la hora para hacer renacer a la tricentenaria villa

Hará falta más que la buena voluntad de los especialistas y la población para cumplimentar los ambiciosos proyectos que acompañan al Plan Matanzas 325. Aunque casi la totalidad de los recursos materiales y logísticos están priorizados como nunca antes y ya la presencia de especialistas en cada obra puede asegurar que no se detengan las acciones constructivas; aunque, de pronto, la población comprendiera que las posibles molestias de hoy son las garantías del mañana, no serán estas condiciones suficientes para lograr con éxito las inmensas metas que se plantean para el futuro.

Solo la unión de todos hará posible un sueño quijotesco y por demás imprescindible: que esta ciudad reconquiste su rostro de capital ateniense de la cultura y el buen gusto en Cuba.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mostrar Botones
Ocultar Botones