El sonido matancero del son llegó a Colombia

En fechas recientes la Lira Matancera, decana de las sonoras de Cuba, realizó una gira por Colombia. Su visita respondió a una invitación para participar en la Feria de las Flores de Medellín “que es un evento cultural y tradicional de esa ciudad con una programación artística muy fuerte en la que predominan los espacios dedicados a la música.

“Fue también el momento para presentar un proyecto en el que trabajamos hace mucho tiempo: la reivindicación musical del repertorio antológico del sonido matancero, llevarlo a escenarios mundiales puesto que este cuenta con un reconocimiento internacional muy destacable, sobre todo en América Latina”, apuntó Juan Francisco González, representante de la agrupación matancera.

Luego de 93 años de su creación, la sonora Lira Matancera se mantiene como representante de la tendencia denominada por los especialistas el sonido matancero del son, con sonoridades muy influyentes en el panorama musical latinoamericano de los años 20 del siglo pasado y una fuerte presencia en géneros actuales.

“Este es un momento muy especial para el trabajo de la orquesta, porque al llegar a esta festividad, un termómetro para la música tropical, constatamos el respeto hacia nuestra música.

“La presencia de artistas internacionales de la talla de Marc Anthony, Daddy Yankee y Estrellas de Fania prestigió el encuentro y exigió una mayor preparación a quienes participan.”

Bajo la dirección, hace más de 40 años, del maestro Carmelo Marrero, en la Lira Matancera confluyen cuatro generaciones de músicos defensores de las más auténticas raíces del pentagrama nacional.

Entre los proyectos inmediatos de la agrupación resaltan una gira durante los meses de invierno y la grabación de un nuevo fonograma “que tuvo sus orígenes en los estudios de Latinastereo, en Medellín, y se continuará su producción en Cuba.

“El propósito es incorporar cantantes con una relación consolidada con la música tropical y, especialmente, con el mundo de la música matancera, como el caso de Jorge Maldonado, y abriremos las puertas a intérpretes jóvenes.”

Pero, sin dudas, abrazan con especial esperanza la idea de materializar un disco en conjunto con la Orquesta Sinfónica de Matanzas, como ocurrió en 1984, justo el 18 de mayo, cuando la Lira Matancera cumplía seis décadas de existencia y, por primera vez, un conjunto sonoro ejecutó un programa completo con formato de música de concierto.

La nonagenaria agrupación se mantiene hoy entre los principales cultores de la música tradicional cubana, sonoridades matanceras que nos distinguen ante el mundo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *