Search
Friday 15 November 2019
  • :
  • :

Vitral de matanceridad para los artistas

Honrar, honra, dijo el Maestro. Esa sabiduría martiana sirve y cobra vigencia en cada momento de la existencia humana. Es meritorio resaltar la obra de aquellos que se entregan la vida entera o buena parte de ella a la enseñanza desde la creación artística y al desarrollo cultural de la nación.

Con ese espíritu nació hace tres años en Matanzas el premio Vitral de la Ciudad que, en el transcurso de la Jornada de la Cultura Cubana, se entrega por la Dirección municipal de Cultura a las instituciones o personalidades por sus significativos aportes al quehacer artístico del país.

En la presente entrega del reconocimiento fue resaltada la labor del profesor René Quirós quien, con 55 años de trabajo como instructor de arte, ha fortalecido la formación de nuevos creadores desde su proyecto sociocultural Reparadores de sueños.

“El premio en estos momentos significa muchísimo para mí. Es un reconocimiento a toda una historia dedicada al trabajo cultural en esta ciudad que amo tanto. Me estimula mucho que los artistas que he contribuido a formar también estén aquí, ese es el estímulo mayor que yo puedo recibir.

“Además de sentirme maestro, he podido sentirme familia, padre de cada uno de mis alumnos. La existencia del proyecto sociocultural Reparadores de Sueños ha influido de manera decisiva en el desenlace de mis 55 años de labor como instructor de arte.”

Después de ser declarada Hija Ilustre de la Ciudad de Matanzas, el 12 de octubre último, la pianista y compositora Hilda Elvira Santiago, con un trabajo encomiable ligado a la Orquesta Sinfónica de Matanzas y las agrupaciones teatrales de la provincia, también mereció el lauro, mientras que Marlén Romero, directora del proyecto Corcel de Esperanza, se confesó muy agradecida ante tal distinción, a solo pocos días de merecer el Símbolo de la Ciudad, durante la Asamblea Solemne por el aniversario 324 de la fundación de Matanzas.

“Me enorgullezco porque este premio lo han merecido muchas personas que respeto. Desde mis pocos saberes creo que he contribuido a formar hombres de bien, desde la cultura, con un proyecto que aporta mucho a esta ciudad. Me siento pequeñita y grande a la vez junto a todos los corceles que cabalgan con esperanza por Matanzas.

“Hoy veo a los niños que se han formado en el proyecto y los veo crecer y convertirse en valores potenciales de nuestra cultura, fieles a los conocimientos que hemos podido transmitirles porque cultura no es solo arte, sino también las maneras en que asumimos la vida, la huella que seamos capaces de dejar en el camino.”

La maestra de la danza en Matanzas, Lilian Padrón, directora de la Compañía Espiral, igualmente recibió el agasajo por su indiscutible protagonismo en el desarrollo escénico en la provincia.

Tras más de cinco décadas ofreciendo un arte depurado a los niños matanceros, Teatro Papalote, bajo la dirección del Maestro de Juventudes y Premio Nacional de Teatro, René Fernández Santana, alcanzó el Vitral de la Ciudad. Uno de sus discípulos, el joven actor Pedro Rubí, recordó la impronta del otrora Guiñol de Matanzas, al tiempo que reconoció lo que para él significa pertenecer a tan prestigioso colectivo.

“Siempre que debo hablar sobre Papalote se me hace un nudo en la garganta. Resumir 5 años no es tarea fácil, sobre todo si nos referimos a más de cinco décadas de trabajo constante y desde la voz de un joven de 30 años. Yo tuve la influencia de haber disfrutado, como muchos otros niños, de las funciones de Papalote.

“Todos los niños saben que sábados y domingos tienen siempre títeres en la sala. Ahora formo parte del elenco. Presentarles esos espectáculos me hace sentirme doblemente responsable. Este premio nos reafirma como una institución con un compromiso social con la cultura matancera y cubana.”

En Matanzas la cultura se convierte cada día en el aire que no puede faltarle a la ciudad para sobrevivir. Por eso, desde hace tres años, surgió este representativo premio para enaltecer el invaluable trabajo de los artistas, los médicos del alma.

El Vitral de la Ciudad constituye un símbolo alegórico a la matanceridad, esa matanceridad que tanto defienden los hacedores de la cultura en la Atenas de Cuba.

  • Fotos de la autora



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mostrar Botones
Ocultar Botones