Search
Thursday 19 September 2019
  • :
  • :

Carlos Fortún Martí, sobrino matancero del Maestro

Cuando en los jardines de la sede de la asamblea provincial del Poder Popular; Ercilio levantó la revista y la dirigió hacia mí, comprendí por su cara de satisfacción que había decidido hacer la revelación como lo había resuelto: en la revista Matanceros que en esa oportunidad entregaban a delegados y diputados.

Presentar evidencias de que dos sobrinos de nuestro Héroe Nacional habían nacido en esta ciudad de los puentes y los ríos en la publicación oficial de la asamblea provincial del Poder Popular era su mensaje y, para mí, casi una estocada.

Sin considerar que de alguna forma perdía la primicia y como siempre confluimos al final de todas las discusiones, en una suerte de cofradía; acordamos reunimos en su despacho de la Oficina del Historiador, rodeados de sus últimas pinturas al óleo – de que las que se me antojan cierta influencia de Esteban Chartrán- y curiosamente, el día de su cumpleaños 70.

Ercilio estaba más conversador que de costumbre, como si intentara ganar tiempo y de esta forma presionar a su personal de oficina para que desistiese de la celebración – acción fallida- ; por lo que fue directamente al grano:

“Es cierto, el estudioso Luis García Pascual, en su libro José Martí, documentos familiares, una investigación que ofrece más de quinientos documentos, plantea que la sexta hermana de Martí, Antonia Bruna, tuvo dos hijos en nuestra provincia. Nosotros nos dedicamos a hurgar en los archivos de bautismos que gentilmente nos ofrecieron en la iglesia catedral de San Carlos de Borromeo, hasta que la pesquisa conduce hasta el obispado de la ciudad, donde se conserva en excelente estado el libro de bautismos para blancos número 41, que en su folio 282, registra la partida 350 a nombre de Carlos Fortún Martí.”

“Por tanto –detalla Ercilio- se desprende la confirmación de ser Carlos Fortún Martí natural de Matanzas, detalle que dilucida y da fe sobre la presunción preexistente”.

Carlos Fortún Martí, sobrino matancero del Maestro
Facsímil de bautismo de Carlos Fortún Martí.

¿Entonces, se corrobora que tanto Carlos, como su hermana María son matanceros por nacimiento?

E.V.C: No es del todo así. No se halló ningún dato o documento que certifique que su hermana María, supuesta nacida en Matanzas, fuera, en efecto, de esta ciudad.

¿Entonces?

E.V.C: Podría darse el caso de estar registrada en otras parroquias del territorio de la provincia, pero no, en esta ciudad. Todavía desconocemos el domicilio que habitó el matrimonio Fortún-Martí en Matanzas y los motivos del traslado temporal desde La Habana. Pero si se ha establecido que como Antonia fallece en la capital en 1900, existe un lapso de ocho años y meses entre agosto de 1891 y febrero de 1900, durante el cual, el matrimonio y sus hijos vivieron en la ciudad de Matanzas u otra localidad cercana. Personalmente me inclino por investigar en la iglesia de Monserrate, en La Habana, donde la familia Martí-Pérez, asentada sus nacimientos, casamientos y defunciones.

Me comentan que su olfato de médico legista, también alcanzó a sospechar algunas similitudes en cuanto a padecimientos recurrentes en la genealogía de Martí.

E.V.C: Es cierto, la indagatoria muestra que en el árbol genealógico de la familia, siete personas fallecieron con diagnóstico clínico de insuficiencia mitral; de ellas, seis del sexo femenino, de lo que se desprende una predisposición a la enfermedad dentro de ese grupo, mientras que otros cuatro individuos murieron a causa de entidades patológicas de origen cardíaco no especificadas.

Entonces, ¿a la luz de los conocimientos genéticos más actuales, que se puede inducir?

E.V.C: Es oportuno el análisis de los diagnósticos. La consulta con los especialistas en Genética permite suponer que se trate de una posible regresión hereditaria, de origen probable cromosomático, monogénico o multifactorial, lo que explicaría que no en todos los miembros de la familia, tanto masculinos como femeninos, se produjeran decesos de causa cardiovascular.

Carlos Fortún Martí, sobrino matancero del Maestro
Antonia Bruna Martí y Pérez.

Eso es algo difícil de estudiar.

E.V.C: Está demostrado que un hijo del matancero Carlos Fortún falleció de una enfermedad cardiaca a los 13 años, también murieron por esa causa María Andrea, la hija de Leonor Petrona, la Chata; fenecieron María del Carmen –la quinta de las hembras- y Juan Paulino y Enrique, sus hijos, también con afección cardíaca.

Por eso el esquema patológico, en el que se expone el cuadro familiar y los diagnósticos.

EVC. Exacto.

Sobre José Martí, ¿algo más en el tintero, para que no me ocurra como con este estudio… algo listo para imprenta?

E.V.C: Bien lo sabes. Nuestra oficina prioriza como una de sus fundamentales líneas de investigación la figura del Apóstol. Nuestra oficina pudo publicar La Cruz de Caguairán, un estudio forense sobre la muerte de nuestro Héroe Nacional, que se presentó en la antepasada Feria del Libro, pero no hemos tenido suerte con La grafología de José Martí, un estudio profundo de la escritura del Maestro que consulta 188 documentos originales para demostrar que en su personalidad, no hubo cabida al odio ni al miedo, con independencia de que las personas consideren los estudios grafológicos como algo serio. Y también Carmen, la agonía del Verso, que posiblemente se publique en España y que resulta una indagatoria de la relación de Martí con su esposa Carmen Zayas Bazán, que contiene cartas de Carmen, nunca antes publicadas.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mostrar Botones
Ocultar Botones