Search
Tuesday 19 November 2019
  • :
  • :

Escuelas matanceras en el camino hacia el perfeccionamiento

Un total de 16 escuelas de la Educación Primaria en el país aplican, desde este curso escolar, el proceso de perfeccionamiento educativo, dirigido a modernizar y desarrollar el Sistema Nacional de Enseñanza.

El centro escolar Francisco Vega Alemán, ubicado en el Consejo Popular Playa, de la urbe yumurina, resultó seleccionado en el territorio para la implementación de los cambios.

Eledis Abreu Domeche, directora de la institución académica, se refirió a algunas de las novedades que se experimentan:

“En primer grado se reajusta la unidad inicial, dirigida fundamentalmente a la articulación y la sistematización de los conocimientos aprendidos en la Primera Infancia. Esto favorece la preparación de los alumnos, pues no hay un cierre de etapa, así conocemos mejor sus fortalezas y debilidades y podemos trabajar consecuentemente.

“También la organización de los ciclos o momentos del desarrollo se modifica: el inaugural abarca desde prescolar hasta segundo grado, el siguiente tercero y cuarto y el último quinto y sexto grados, cuando anteriormente solo había un cambio de ciclo a partir de cuarto.

“Este proceso otorga mucha importancia a la inserción de la escuela en su entorno, a los vínculos con las organizaciones, con la familia, por lo que el apoyo de la comunidad es vital. En ese sentido, la escuela desarrolla cursos de fotografía; montaje; dibujo y corte y costura; círculos de interés dedicados a la formación vocacional pedagógica, preferentemente, dada la carencia de maestros que presenta el territorio, y de gastronomía. Tenemos, además, el proyecto sociocultural Arena, relacionado con la limpieza de las playas, y Conociendo nuestra historia, impartido por miembros de la Asociación de Combatientes de la Revolución Cubana que atienden el centro.”

La reducción de los libros y la frecuencia de la asignatura Lengua Española en primer grado resulta una de las principales transformaciones. Esta materia tendrá solo un libro de texto, anteriormente eran tres, y un cuaderno de trabajo que incluye la caligrafía.

“Hasta el momento no hemos tenido dificultades en la aplicación de estas modificaciones, tenemos el constante asesoramiento de metodólogos de la Dirección provincial de Educación para la preparación de nuestro personal docente. No obstante, las principales preocupaciones se encuentran en la asignatura Matemática y, en el caso de cuarto grado, en la materia El mundo en que vivimos, que incluye ahora contenido que se impartía casi al final del nivel educativo.”

En la apreciación de las artes también se introducen modificaciones. Enrique Lester Sánchez Tápanes, instructor de artes plásticas, explicó:

“La materia se imparte mediante talleres y juegos. De manera muy elemental se trabaja en la identificación de los colores y sus atributos, las áreas y texturas. En cuarto grado se inicia propiamente la apreciación de obras representativas. Empleamos pinturas de Amelia Peláez para analizar las líneas, el ritmo, el volumen. Con el perfeccionamiento se complejiza el contenido, se introducen los cuadernos de trabajo y materiales complementarios como libretas de dibujo. En las otras manifestaciones –música, danza y teatro- ocurre algo similar. Creo que los estudiantes serán más creativos y podrán expresarse mejor en ese sentido, pues desde tempranas edades estarán en relación con el arte.”

Como buena educadora, avalada por más de 30 años de labor, Norma Aymé Samá intuía la necesidad de transformaciones en la forma y contenido de las clases que impartía a sus niños de cuarto grado.

“Ya era momento de que hubiese cambios, la vida evoluciona y la educación debe ir a la par de la vida. La informática, una de las materias en las que más se ha avanzado en los últimos años, se actualiza desde el nombre: Mi mundo digital. En El mundo en que vivimos se enfatiza ahora el conocimiento del territorio nacional, de la región y la comunidad en los ámbitos histórico, económico y geográfico. Considero que lo más importante de este tercer perfeccionamiento es la posibilidad de que los educandos investiguen, amplíen sus conocimientos desde otros escenarios menos tradicionales y que, según mi experiencia, pueden ser más efectivos”.

Según lo establecido se priorizará la educación artística y deportiva, también la formación vocacional y tecnológica. Los programas complementarios se dirigirán a estudiantes talentosos, a los que presentan dificultades en el aprendizaje y para el estudio de idiomas extranjeros, fundamentalmente el inglés.

Bien saben estos educadores que la tarea de experimentar es casi siempre ardua, pero también aseguran que vale la pena el esfuerzo si logra el progreso de la educación cubana.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mostrar Botones
Ocultar Botones