Search
Thursday 19 September 2019
  • :
  • :

La radio y la televisión cubanas en las transmisiones deportivas (I)

El día 22 de agosto de 1922, por iniciativa de Luis Casas Romero, comienza a transmitir la primera planta de radio en Cuba, la 2LC, convirtiéndose nuestro país en el segundo del mundo en contar con tan importante medio de difusión. La primera locutora fue la hija del propio Casas Romero, Zoila.

Poco tiempo después, el 10 de octubre del propio año, sale al aire la emisora PWX, de la Cuban Telephone Company, dando inicio la etapa comercial de la radio en nuestro país, a la que se fueron uniendo en la capital más de 20 plantas de carácter local.

El éxito en esas emisoras capitalinas hizo que en las otras provincias comenzara el desarrollo de este medio y ya en los años 30, Las Villas contaba con seis plantas, Camagüey y Matanzas con cuatro cada una y con dos, Pinar del Río al igual que Oriente (ambas en Santiago de Cuba).

Las radioemisoras más antiguas del interior del país salieron al aire en Caibarién, en Las Villas; la ciudad de Camagüey, tierra que vio nacer a Luis Casas Romero y en Cárdenas, en Matanzas.

De Caibarién hablaremos más adelante. Camagüey se insertó entre las primeras ciudades de América en contar con este medio el 16 de enero de 1924 por iniciativa de Pedro Nogueras, quien fundó la 7AZ, que transmitía desde el Hotel Plaza, lo que constituyó todo un acontecimiento técnico y cultural para la ya próspera ciudad.

En la provincia de Matanzas, el 25 diciembre de 1925, Genaro Sabater Fox fue el primero en llevar al aire las señales por una pequeña planta ubicada en su hogar de Velázquez entre Calvo y Souberbille, nombrada la Perla Norteña y posteriormente denominada CMGE, La Clínica de los Acumuladores y en la que su hija Esther era la locutora, reconocida como la segunda mujer en desempeñarse detrás del micrófono en la Isla. Esta emisora ha llegado hasta nuestros días, siendo la más añeja de las que transmiten en Cuba, ahora como CMGE Radio Ciudad Bandera.

EL DEPORTE EN LA RADIO

En la pequeña emisora 6 EV, de Caibarién, propiedad de Manolín Álvarez, se produce el 14 de septiembre de 1923 la primera trasmisión oficial deportiva que recoge la historia cuando Feliciano Reynoso describió la famosa pelea de Jack Demsey y Luis Ángel Firpo, que tenía lugar en el Polo Ground, de New York.

El médico Lorenzo Martín Álvarez le traducía lo que estaba ocurriendo en la instalación neoyorkina, que él recibía por radio desde Estados Unidos y Reynoso la describía en español simultáneamente, dándole estilo narrativo. Por tanto, Feliciano Reynoso es reconocido como el primer narrador deportivo cubano, en general y específicamente del boxeo.

El libro La Radio en Cuba, de Oscar Luis López, aclara que “esta es la primera transmisión deportiva en Cuba de carácter oficial, ya que la PWX de la Cuban Telephone Company, había anunciado desde muchos días antes que iban a describir el combate en la voz de Raúl P. Falcón y así fue, pero no a la par de la pelea, sino tenían que esperar la llegada del teleprinter y después decir lo que pasaba en New York”.

La primera descripción del béisbol también ocurrió en octubre de 1925 a través de la emisora de Manolín Álvarez, de Caibarién, denominada desde ese año 6LO, con los choques de la Serie Mundial de Estados Unidos, entre los equipos Piratas de Pittsburg y Senadores de Washington.

La forma de transmitir fue la misma que la señalada anteriormente en el boxeo, lo que ahora el narrador era José Gastón Caturla quien describía lo que le decía el traductor Miguel Balais. Por tanto, Caturla es reconocido como el primer narrador de béisbol en Cuba. Esta forma de transmitir se mantuvo por algunos años.

Las emisiones deportivas pegaron de lleno en el gusto de los cubanos y ya posteriormente se llevaron al aire transmisiones en la capital de los Segundos Juegos Centroamericanos y del Caribe, en el estadio La Tropical, de La Habana, en 1930, por la CMW, la Voz de Las Antillas, que eran producidas por el técnico de origen argentino Adolfo Gil Izquierdo, junto con el locutor y narrador René Cañizares (Kañita).

Gil realizó importantes innovaciones en la radio de entonces, incluso adicionándole efectos de sonido, sobre todo en las transmisiones de los Campeonatos Mundiales de Béisbol Amateurs que tenían lugar en el país.

En 1940 se produce la primera difusión internacional en vivo hacia Cuba, cuando René Cañizares narró vía telefónica la Serie Mundial profesional de béisbol desde las ciudades estadounidenses de Detroit y Cincinnati a través de las emisoras CMQ-COCO y Radio Salas y un año después desde New York la pelea de boxeo entre Billy Cone y Joe Louis.

La primera transmisión internacional de Juegos Múltiples para amateurs fue en 1950, cuando los Juegos Centroamericanos y del Caribe, escenificados en Guatemala, en los que la emisora CMBZ sólo anunció los juegos de béisbol en los que participó el equipo nacional.

Cuba ha contado con excelentes narradores deportivos en su historia radial, los que vendrían posteriormente de los mencionados como son los casos de Rafael “Felo” Ramírez, Manolo de la Reguera, “Cuco” Conde, Sánchez Diago, Rafael Gavilán, Fausto Miranda, René Molina, Fernandito Menéndez y Jess Losada, entre otros, que cubrían los juegos de la Liga Profesional Cubana de Béisbol, el boxeo, la lucha, las regatas de remo o las carreras automovilísticas, como los eventos más divulgados.

Ya más recientemente cubrieron una etapa importante, tanto en la radio como en la televisión nacional, Rubén Rodríguez, Eddy Martin, Bobby Salamanca y Héctor Rodríguez.

En el caso de las provincias se hicieron intentonas para describir espectáculos deportivos desde los años 30 del siglo XX, que fueron más bien esporádicas, hasta que ya después de 1959 cada territorio fue incluyendo en sus plantillas las redacciones deportivas, que además de narrar los eventos, se encargan de la realización de los programas y noticieros de este género.

En el caso de Matanzas, donde este comentarista ha desarrollado su vida profesional, hay constancia histórica de los primeros que incursionaron en esa actividad en los municipios de Cárdenas, Colón y Matanzas que contaban con plantas.

Ya a finales de la década del 30 del pasado siglo en la Ciudad Bandera y por la CMGE, describieron desde el estadio Borghi Park de la localidad, algunos choques del equipo de pelota del Deportivo Cárdenas, que intervenía en la Unión Atlética Amateur, los locutores Hurtado de Mendoza, Virgilio Rojas y Santiago Rodríguez.

En Colón lo hicieron a través de la emisora ubicada en la Casa Grande, los hermanos Isaac y Rubén Ledo desde el estadio Alvaro Reinoso, y en el Palmar de Junco, de la ciudad yumurina, hubo algunas narraciones en la década del 40 por Radio Tiempo y Radio Matanzas, en los choques del Deportivo Matanzas, por Manolo García, Jorge Figueroa y Ramón de Zayas.

Ya después de enero de 1959 sentaron cátedra en las trasmisiones de las Series Nacionales por Radio 26, Rolando Monroe, Antonio Pereda Blanco y el Inmortal del Béisbol Martín Dihigo Llanos, como comentarista, así como el estadístico Bernardo Soler.

Vendría después, en la década del 60, el grupo de colegas graduados del curso de narración del Fajardo, entre ellos René Navarro, Miguel Ángel Iglesias y Diego Méndez, hasta la incorporación por los años 70, de Ricardo Medina, Rolando Roque, Julio Pérez, el desaparecido Jorge Arturo Castellanos, quien firma este trabajo y más recientemente Dayron Medina, Álvaro Álvarez, Guillermo Rodríguez, Alejandro Castellanos y Michel Yglesias.

Bibliografía:
La Radio en Cuba….. Oscar Luis López
-Notas del trabajo investigativo del narrador comentarista matancero, Francisco Soriano, primer premio en el Festival provincial de la Radio Matanzas, 2008
La Radio en Camagüey……. Lázaro David Najarro
-Sección Gazapos…… Bohemia



Comentarista-narrador deportivo en Radio 26. Matanzas. Cuba. Vive en Matanzas


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mostrar Botones
Ocultar Botones