Deportistas desaparecidos en desastres aéreos

La aviación, considerado el medio de transporte más seguro del mundo, registra un accidente grave por cada 2,4 millones de vuelos y según la Organización Mundial de la Salud, cerca de cuatro mil personas fallecen cada día en accidentes de tránsito.

Lo cierto es que aunque sean menores estos eventos aéreos, la tasa de muerte en cada uno de ellos es elevada y son muy pocos los sobrevivientes a estos desastres.

La historia recoge dentro de las víctimas a un amplio grupo de deportistas, ya sea en vuelos de pequeñas aeronaves particulares o en aparatos comerciales.

El reciente fallecimiento del lanzador ocho veces Todos Estrellas y dos veces premio Cy Young, de la MLB estadounidense, Roy Halladay, en un accidente de avión en las aguas de la costa de Florida que da al Golfo de México, se une a una lista amplia de deportistas que por igual causa abandonaron este mundo.

El primer caso reportado fue en 1931 cuando Knute Rockne, coach de fútbol de la Universidad de Nostra Dame, cayó a tierra en una pequeña avioneta en el poblado de Bazaar, Kansas.

El mayor incremento de estos accidentes aéreos cobró fuerza informativa desde 1960 hasta la actualidad y sobresalen como los más reportados por los medios de prensa internacionales los sufridos por Rocky Marciano, campeón mundial profesional superpesado de boxeo; el de Graham Hill, titular en innumerables competencias de automovilismo y el pelotero puertorriqueño Roberto Clemente.

En el caso de Marciano, su muerte sobrevino el 31 de agosto de 1969; Hill, campeón mundial en los años 1962 y 1968, quien nunca tuvo accidentes de consideración luego de recorrer miles de kilómetros a velocidades elevadas, no escapó a la caída de un avión el 29 de noviembre de 1975, en Inglaterra, y Clemente, integrante del Salón de la Fama de los Inmortales del béisbol en Cooperstown, cuando el avión en el que llevaba ayuda humanitaria a las víctimas del terremoto de Nicaragua el 31 de diciembre de 1972 perdió el control y se estrelló.

No pretendo en este trabajo mencionar la larga relación de accidentes en los que perecieron deportistas, pero sí los que considero más impactantes para la afición mundial.

Aunque todos conocen que no fue un accidente, sino un sabotaje terrorista, la voladura en pleno vuelo de la nave de Cubana de Aviación en las costas de Barbados el 6 de octubre de 1976, es considerado uno de los crímenes más notorios perpetrado por la Agencia Central de Inteligencia de los Estados Unidos (CIA).

En el avión viajaban once guyaneses, cinco coreanos y 57 cubanos, entre ellos el equipo Cuba juvenil de esgrima que había conseguido todas las medallas de oro puestas en disputa en el Cuarto Campeonato Centroamericano y del Caribe, celebrado en Venezuela unos días antes.

Otro desastre que conmovió a la afición futbolística fue el ocurrido el día 28 de noviembre de 2016, hace casi un año, cuando un avión chárter operado por una pequeña línea, LaMía, con 81 personas a bordo se estrelló en las afueras de Medellín, Colombia y en el que casi todos los pasajeros fallecieron. En la nave viajaban los integrantes del equipo brasileño Chapecoense y 21 periodistas de órganos deportivos del país suramericano, así como nueve tripulantes.

La Aeronáutica Civil de Colombia anunció que seis personas habían sobrevivido: tres futbolistas, dos fallecieron posteriormente, tres miembros del equipo técnico y un periodista. El equipo viajaba desde Bolivia para jugar la final de la Copa Sudamericana contra el Atlético Nacional de Medellín, para el primero de dos encuentros de la final de la Copa Sudamericana, un campeonato entre clubes de fútbol de la región.

Son muchos los accidentes aéreos en los que viajaban equipos que han marcado la historia del deporte. Algunos de los más divulgados fueron:

-4 de mayo de 1949: El avión en el que regresa el equipo italiano del Torino tras jugar en Lisboa se estrella contra el campanario de la Basílica de Superga, en el término municipal de Turín. Mueren 42 personas, entre ellas casi toda la plantilla del Torino.

-6 de febrero de 1958: En un accidente aéreo en Múnich (Alemania) fallecen 23 personas, entre ellas ocho jugadores del equipo de fútbol inglés Manchester United, el entrenador y dos directivos. Entre los siete jugadores que sobreviven está Bobby Charlton.

-16 de julio de 1960: Ocho jugadores de la selección nacional de fútbol de Dinamarca mueren en un accidente de avión ocurrido al despegar en el aeropuerto de Kastrup en Copenhague.

-29 de octubre de 1960. 16 jugadores del equipo de fútbol de Caly Poly, San Luis Obispo perecieron al caer la nave en Toledo, Ohio.

-15 de febrero de 1961: 18 miembros del equipo de patinaje estadounidense fallecen en un accidente aéreo ocurrido en el trayecto Nueva York-Bruselas, a seis kilómetros de la capital belga.

-Enero de 1966: Siete integrantes del equipo nacional italiano de natación pierden la vida en la ciudad alemana de Bremen, después de que una nave de Lufthansa se estrellara tras un intento fallido de aterrizaje.

-15 de febrero de 1970: Fallece la mayoría de los integrantes de la selección femenina de voleibol de Puerto Rico, a su regreso de un torneo en la República Dominicana. El avión de Dominicana de Aviación cayó al mar pocos segundos después del despegue y murieron sus 104 ocupantes, entre ellos también el campeón mundial de peso ligero dominicano Carlos Teo Cruz.

-2 de octubre de 1970. 14 miembros del equipo de fútbol americano de Wichita State mueren en el desastre ocurrido en Silver Plume, Colorado.

-14 de noviembre de 1970. 37 integrantes del equipo de fútbol americano de la Universidad de Marshall caen con la nave en que viajaban cerca de Huntington, Virginia.

-16 de octubre de 1972: Un avión de la Fuerza Aérea Uruguaya que transporta al equipo de rugby  ‘Old Christians’ se estrella en la cordillera de Los Andes. De los 42 pasajeros sobreviven solo 16, el resto muere en el accidente o, posteriormente, de hambre y frío. Los supervivientes logran ser rescatados el 21 de diciembre de ese año, dos meses después del accidente.

-13 de diciembre de 1977. 14 integrantes del equipo de baloncesto de la Universidad de Evansville fallecen en las cercanías de la ciudad de igual nombre en Indiana.

-14 de marzo de 1980: 22 miembros del equipo de boxeo de Estados Unidos y sus acompañantes desaparecen en un accidente aéreo entre Okecie y Varsovia.

-8 de diciembre de 1987: Un avión de la Marina de Guerra de Perú, en el que viajan 16 jugadores y el entrenador del Alianza Lima, se precipita al mar cuando regresan de jugar un partido en Pucallpa.

-27 de abril de 1993: Un aparato de la Fuerza Aérea de Zambia que se dirige a Senegal cae al mar poco después de haber repostado combustible en Libreville (Gabón). En el accidente perecen los 30 ocupantes, entre ellos todos los miembros de la selección de Zambia de fútbol que viajan a bordo (17 jugadores y el cuerpo técnico).

-7 de septiembre de 2011: Los integrantes del equipo de hockey sobre hielo Lokomotiv, menos uno que muere cinco días después, fallecen al estrellarse el avión en el que viajaban en la región de Yaroslavl, unos 200 kilómetros al norte de Moscú. En el aparato viajaban 37 miembros del equipo y ocho tripulantes, de los que siete fallecieron en el accidente.

(Datos tomados de ESPN deportes y la agencia de noticias EFE)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *