Search
Tuesday 24 April 2018
  • :
  • :

¡Con lluvia no se juega!

El terreno después de la lluvia (tomado de Radio Rebelde)

¿Se jugará? Fue la interrogante que nos hicimos durante todo el miércoles. En esta fecha la lluvia se hizo presente  en Bayamo, sede por estos días  del play off entre Matanzas y Granma.

La mañana nos trajo un cielo nublado, pero a medida que pasaban las horas se presentó una fina llovizna y luego un torrencial aguacero por momentos. Ayer no se entrenó en el terreno, indicio de lo que podía suceder. Así, con lluvia fuerte y menos intensa trascurrió la jornada hasta la tarde.

Antes de las 5:00 de la tarde logramos comunicarnos con los directivos del Inder que se encargan de la Serie Nacional y ellos para nuestro asombro decían: “¡hoy se juega!”.

Grande fue nuestra sorpresa con estas palabras repletas de optimismo, pero lo cierto es que a esa hora los trabajadores del estadio Mártires de Barbados y del organismo deportivo, luego de mucho sacrificio tenían todo listo para jugar.

Escuchamos el Noticiero Nacional Deportivo y en un pase al terreno ya decían que la hora de inicio pactada a las 7:15 de la noche iba a cambiar para las 8:00 y esta fue otra pista.

Pero el golpe definitivo llegó precisamente a las 8:00 de la noche cuando un potente aguacero dijo presente y entonces ya no había espacio para la esperanza. Era oficial. Mañana a las 8 y 30 de la noche.

¿Bueno o malo para Matanzas?

Ayer Alberto Martínez, oyente de Radio 26 y fanático de los Cocodrilos, me pedía que hablara de la moral del equipo, de las sensaciones que encontraba en la banca tras los partidos.

Para él y los lectores les digo que las caras fueron de revés tras los dos tropiezos, cada uno analizando sus errores, pero en una entrevista con Ariel Sánchez, capitán del equipo, me decía que de igual manera que habían recibido tres golpes ellos podían asestar tres mordidas.

Todos están conscientes de sus potencialidades y de lo que se debe hacer: el pitcheo tiene el reporte de debilidades completo de sus rivales y los bateadores saben que tienen sus oponentes. Solo queda luchar.

Foto: El terreno después de la lluvia (tomado de Radio Rebelde)




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *