Search
Sunday 21 October 2018
  • :
  • :

La era de Caín Caín (+audio)

Como Caín Caín, el príncipe de las bullas, andan y desandan las calles de la ciudad. Da igual la mañana, la tarde, la noche y hasta la madrugada. Cualquier horario les sirve para invadir espacios públicos, imponer gustos musicales, divulgar mensajes obscenos. Lo cierto es que desde hace algún tiempo  deviene en  moda, epidemia o tendencia entre algunos jóvenes y no tan jóvenes salir  a todas partes con ruidosos bafles con ruedas y luces.

Además del exagerado volumen con que resuenan estos equipos en las calles, parques, guaguas, llama la atención que los propietarios parecen seleccionar la música a difundir,  mientras más obscena más gusta, más pega.

Abogo porque las autoridades apliquen con el rigor necesario las medidas pertinentes a quienes incumplan con las normas antiruidos. No se puede permitir que Caín Caín, el príncipe de las bullas limite  el derecho que usted tiene a disfrutar en paz y armonía de los  espacios de propiedad pública.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *