El monitoreo de la playa en este, el principal balneario de Cuba, será más amplio y frecuente durante el actual año, para ahondar en la dinámica litoral y su respuesta a eventos meteorológicos extremos.El monitoreo de la playa en este, el principal balneario de Cuba, será más amplio y frecuente durante el actual año, para ahondar en la dinámica litoral y su respuesta a eventos meteorológicos extremos.

Oscar García Martínez, delegado del Ministerio de Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente (CITMA) en la occidental provincia de Matanzas, declaró en exclusiva a la ACN que se prevé un seguimiento a fondo de las condiciones de la duna en diferentes etapas del año y con frecuencia mensual.

Antes del segundo semestre de 2017 chequeábamos fundamentalmente la eficiencia de los vertimientos de arena, en este 2018 evaluaremos también la respuesta a huracanes y frentes fríos tanto moderados como intensos, explicó el funcionario.

A decir del delegado del CITMA, continuará el trabajo dirigido a la recuperación de la duna en el principal polo turístico de sol y playa de Cuba, con énfasis en la definitiva eliminación de plantas exóticas invasoras en el sector Los Taínos-Punta Hicacos.

Sobre todo a partir de los daños provocados por el potente huracán Irma, en septiembre último, acometeremos también el mejoramiento de algunas zonas ya reforestadas, con la siembra de uva caleta, hicacos y otras especies de la flora nativa, anunció García Martínez.

Agregó que en el presente año se realizará, además, la reconstrucción de la duna en el sector Hotel Internacional-Cuatro Palmas, ya libre de instalaciones perjudiciales para la dinámica de la célebre playa, situada entre las mejores del Caribe.

Escrito por: Roberto Jesús Hernández Hernández, Tomado de ACN.cu