Search
Tuesday 15 October 2019
  • :
  • :

Aires de España vuelan por Matanzas

Sorprendente, emotivo y merecidamente aplaudido fue el espectáculo danzario presentado este domingo en la ciudad de Matanzas  por el proyecto infantil Aires de España que dirige la joven profesora y coreógrafa Vyviana Castellanos Domínguez.

Colmado de asistentes el cine-teatro Velasco devino escenario ideal para que niñas entre inco y 14 años de edad evocaran mediante bailes,  música y vestuarios típicos las raíces ibéricas que tienen una gran influencia en los ritmos y tradiciones culturales de Cuba.

Padres y familiares de las alumnas protagonistas agradecieron el empeño de la maestra y promotora de este estilo tan reconocido y apreciado en nuestro país.

Calidad y creatividad estuvieron presentes en las 14 coreografías exhibidas que abarcaron el flamenco, el pasodoble,  la jota aragonesa, la muiñeira y otras danzas autóctonas de cada región de España, gracias a la feliz iniciativa de la talentosa Vyviana.

Una vez más quedo demostrado que el flamenco y los bailes tradicionales de las diversas regiones de la península tienen un público garantizado en Matanzas, como en el resto del país.

El hecho de que tantas familias cubanas deseen insertar a sus hijas en talleres para la enseñanza de danzas españolas se explica en el éxito de compañías profesionales y famosas como la de Lizt Alfonso y la persistencia y sistematicidad de proyectos locales y comunitarios como Aires de España, en la ciudad de Matanzas.

Sueños y metas de una bailarina apasionada

“Para mí es muy gratificante ver a las niñas de apenas cuatro o cinco años que vienen a mis clases con sus faldas, su flor y sus zapaticos de tacón”, expresó en entrevista exclusiva a Radio 26, Vyviana Castellanos, directora del proyecto infantil Aires de España.

¿Cómo surge la idea del proyecto Aires de España?

“Fundé el proyecto en septiembre del 2003, empezamos a dar los primeros pasos con unas pocas niñas que solo tenían cinco años; hoy ya son mujeres y la mayoría están en la Universidad. Nos presentamos por primera vez a bailar en las Tardes Españolas y poco a poco se me fueron sumando nuevas alumnas. En este 2018 cumplimos 15 años.

Actualmente cuento con alrededor de 90 chicas, que están entre los cuatro y 15 años, están distribuidas en varios grupos para impartir las clases según la edad y sus potencialidades. Les enseño no solo el flamenco, sino la danza española, que abarca los bailes tradicionales de esa nación. En algún momento se interesaron varones, pero hoy nuestra mayor deficiencia es no lograr la permanencia de algún chico en el proyecto, todavía existe mucho prejuicio en torno a los niños bailarines. No obstante, valoro mucho la ayuda y el sacrifico de los padres, que traen a sus hijas desde lejos, desde todas partes de la ciudad y de la periferia para los ensayos  y las actividades.”

¿Resulta complejo atender y enseñar  sola a tantas niñas y adolescentes?

“Es difícil, pero no imposible. Es una ardua labor, pero muy bonita cuando vez que las alumnas aprenden, sienten interés y continúan en el proyecto por varios años a pesar de que van creciendo. Somos como una gran familia, a la hora de actuar se intercambian y se apoyan con los vestuarios, adornos y aditamentos que requieren cada danza y la ayuda incondicional de los padres siempre está presente.”

Principales presentaciones, sueños, proyectos…

“Cada cierto tiempo vamos a la  Ermita de Monserrat, es lo más cercano a la hispanidad que tenemos en Matanzas. Realizamos actividades infantiles visibles al público cuando se nos convoca; no faltamos a la Colla; en la Feria del Libro hace varios años que participamos en el pabellón infantil y en la carpa El Peregrino. También nos preparamos para concursos, festivales que tradicionalmente se celebran en La Habana con los grupos de danzas españolas del país.

“Hace poco hice una encuesta con mis alumnas y me ratificaban que su mayor sueño era llegar a ser famosas como el Ballet de Lizt Alfonzo, o sea, ser bailarinas reconocidas, lo cual no es tampoco impedimento para estudiar otras carreras y profesiones.”

Su mejor consejo a las alumnas…?

“Les pediría que siempre piensen en enaltecer este estilo tan  apreciado en nuestro país, porque para mí un buen bailarín  no es el que baila con los pasos correctos, sino con el corazón”, les dice Vyviana a sus seguidoras como la bailarina apasionada que es de la danza española.

  • Fotos de Abel López Montes de Oca




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mostrar Botones
Ocultar Botones