Search
Tuesday 15 October 2019
  • :
  • :

Primicias futbolísticas cubanas

Aunque en el primer juego oficial de fútbol en Cuba los ingleses fueron sus organizadores, es de suponer que también habían pateado balones algunos españoles, residentes o de las tropas acantonadas en la Isla, fundamentalmente en las dos últimas décadas del siglo XIX, ya que según la página oficial de la Real Sociedad Española de Fútbol, este deporte lo introdujeron en el país ibérico los propios británicos de la Mina de Río Tinto, en Huelva, Andalucía, después de 1880.

Originario de Gran Bretaña, quedó instaurado a partir del 26 de octubre de 1863, cuando Ebenezer Cobb Morley inicia una serie de seis reuniones entre doce clubes de distintas escuelas de Londres con el objetivo de crear el código de football universal, que tuviera la aceptación de la mayoría. Al finalizar las reuniones quedan establecidas 14 reglas, las que reciben el nombre de Fútbol Asociación.

El surgimiento del fútbol en Cuba ocurre en la primera década del siglo XX y fue desarrollándose con buena acogida, pese a tener que competir con el béisbol, la mayor atracción  de los cubanos.

Tuvo su juego oficial en los terrenos de Palatino, en el barrio del Cerro, en La Habana, con un choque entre los equipos Hatuey y Roberts el 11 de diciembre de 1911, poco tiempo después de crearse la llamada Federación de Football Association de Cuba. El juego lo ganó el Roberts un gol por cero, disparo que fue anotado por Jack Orr.

Ya desde 1907 entrenaban y jugaban algunos miembros de la sociedad deportiva Hatuey Sport Club en sus predios de Palatino. Para ese despegue, refiere el documentalista e investigador Santiago Prado Pérez de Peñamil, se incorporaron muchos ingleses que vivían en la ciudad y lograron fomentar un segundo equipo al que denominaron Rovers Athletic Club.

La incidencia principal del fútbol en la Isla tuvo también, como en España, presencia inglesa. Fueron ellos los que instituyeron el primer trofeo otorgado en Cuba, la Copa Orr, donada por el inglés Robert Orr, quien era en esos años el administrador de los Ferrocarriles de Cuba.

Aunque el día 14 de febrero de 1910 jugaron los jóvenes del Hatuey ante tripulantes de un buque de Gran Bretaña surto en la bahía capitalina, el juego oficial de inicio de este deporte es el mencionado del día 11 de diciembre de 1911, en Palatino.

En los documentos que afirman la oficialidad de aquel encuentro se aprecia la poca presencia de nacionales ya que en el Hatuey aparecían siete españoles, un alemán, un belga, un francés y cinco cubanos, mientras que la nómina del Roberts era totalmente formada por ingleses.

Según Prado de Peñamil, en un trabajo publicado hace unos años en el semanario cubano Trabajadores, “aunque inicialmente hubo voces a favor del desarrollo de los cubanos, en brevísimo tiempo se incorporaron los españoles, quienes rápidamente se posesionaron del protagonismo y ampliaron el diapasón del fútbol hasta convertirlo en la década de 1920, en un deporte de multitudes”.

En aquellos años y hasta finales de la década de 1950 muchos equipos de nivel mundial de este deporte visitaron nuestro país, sobre todo procedentes de Europa, como fueron el Real Madrid, Barcelona, Españyol y otros, así como fuertes equipos de Suramérica y México.

Como hechos significativos podemos mencionar que en 1912 se fundó el Club Hispano América, presidido por Rafael Armada, quien construyó el primer terreno oficial para la práctica del fútbol; el 28 de abril de 1928 se juega por primera vez un partido de fútbol en horario nocturno en Cuba, el acontecimiento tiene lugar en el mencionado terreno; en 1925 se produce la primera gira de un equipo cubano de fútbol al exterior, cuando el Fortuna visita a Costa Rica, nación donde logran tres triunfos y un empate. Otro hecho significativo es que Cuba participa en 1938 en la Copa Mundial de Fútbol de Francia, única ocasión que lo ha hecho.

Ya después del triunfo de la Revolución en 1959 otros conjuntos de fuerza mundial han visitado la Isla. Este deporte, aunque verdaderamente en nuestro país no ha sido de gran nivel a escala internacional, ha tenido algún destaque en eventos múltiples, digamos Centroamericanos, Panamericanos o alguna presencia olímpica, la más significativa en los Juegos de Montreal 76, en los que Cuba consiguió un tremendo empate 0-0 ante el Polonia de Lato, Tomaszewski, Deyna y compañía.

FUTBOL EN MATANZAS

Investigando sobre la primera presencia de este deporte en Matanzas, el periodista e historiador deportivo Reynaldo González Villalonga encontró las que pudieran ser las primeras manifestaciones futbolísticas en la provincia de Matanzas.

El diario yumurino Yucayo, fundado por el poeta Bonifacio Byrne, daba a conocer que “en la glorieta de Macau, el 23 de noviembre de 1910, había tenido lugar un encuentro de fútbol con dos equipos de La Habana, el All Star y el Club Atlético, ganado por el primero”, sin ofrecer la anotación final.

La primera referencia con equipos de Matanzas data del 7 de marzo de 1914, día que el diario local El Moderado, anuncia para el día 15 de ese mes un juego entre el primero y segundo equipos del Sporting Club, de la capital, “en el campo de la Calzada de San Luis”, al parecer el Palmar de Junco, ante los equipos locales con los nombres de Jáuregui y Urquiza.



Comentarista-narrador deportivo en Radio 26. Matanzas. Cuba. Vive en Matanzas


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mostrar Botones
Ocultar Botones