Search
Wednesday 23 October 2019
  • :
  • :

América con vistas a Rusia 2018

Dentro de muy poco volverá a rodar el balón en un Mundial de Fútbol. Esta vez serán las canchas de Rusia las que servirán de sede al máximo evento del balompié, que se desarrollará en junio del presente año y, evidentemente, ya comenzaron las polémicas y los inevitables pronósticos para adivinar cuál equipo levantará el ansiado trofeo.

Cuando ya están definidos los clasificados para la magna cita del orbe, en la lista de los entendidos como aspirantes al título no faltan selecciones como Alemania, el actual campeón; Francia y España, por el viejo continente, mientras que Brasil o la renacida Argentina, por América.

En los mundiales también prevalecen las rivalidades entre los países que han escrito páginas doradas en la historia de ese deporte, además que sobresalen otras estadísticas que siempre siguen los aficionados, pero como de selecciones se trata la rivalidad entre Europa y América está siempre presente.

Cuando los italianos ganaron la edición del 2006 en Alemania, el pareo entre los representantes del viejo continente y los del llamado nuevo mundo, se igualó a nueve trofeos por bando.

Sin embargo, los dos últimos gallardetes fueron levantados por combinados europeos, lo cual inclinó la balanza once a nueve, con la particularidad de que la Copa del 2014, celebrada en Brasil, fue ganada por Alemania, hecho sin precedentes, ya que nunca un equipo de Europa logró vencer un Mundial efectuado en América.

Ahora la polémica es la siguiente: ¿podrá América con los efectivos que tiene en estos momentos volver a lo más alto del podio en Rusia? Argentina logró su clasificación hacia la tierra de los zares de forma agónica; Brasil paseó la distancia para conseguir su boleto; Colombia sacó la casta y así montarse en el tren, al tanto que Perú ganó en la repesca contra Nueva Zelanda.

De aquí al inicio del torneo muchas cosas pueden cambiar, pero hasta la fecha, de los equipos americanos, incluyendo a los de la CONCACAF, solo Brasil ha presentado credenciales para rebelarse en contra del poderío europeo, el cual encabezado por los actuales campeones alemanes parecen enfilados a mantener la hegemonía.

Otro dato: desde que el gigante suramericano obtuvo dos títulos de forma consecutiva 1958 y 1962, hazaña que igualó Italia en 1934 y 1938, ninguna selección ha logrado hacer el doblete, a pesar de que los mismos brasileños participaron en tres finales seguidas: 1994, 1998 y 2002, de las cuales sonrieron en la primera y la tercera; Holanda discutió las finales de 1974 y 1978 sin ganar ninguna, y Alemania también llegó tres veces a la fiesta final: 1982, 1986 y 1990, pero solo en la última edición saborearon el pastel.

No obstante, todo esto es historia. En la actualidad vemos a unos teutones que increíblemente han logrado desarrollar de forma temible su fútbol, luego de ganar la final mundial contra Argentina en 2014; conseguir resultados satisfactorios en la Eurocopa sub 21 y en la Copa Confederaciones con un equipo B; resultar subcampeones olímpicos -no sin antes vender cara su piel al caer por penales ante los anfitriones cariocas-, es razonable pensar que los bávaros tienen grandes posibilidades de volver a acceder a la final en Rusia.

También los combinados de España y Francia presentan nóminas para lograr grandes cosas, porque hay algo importante: ya conocen lo que es llegar a las finales y ganarla.

Por otra parte, sería injusto no mencionar a los campeones europeos de Portugal, pero estos no deben llegar más lejos de los cuartos de final, con todo y su estrella Cristiano Ronaldo.

Y sobre América, la selección brasileña tiene a su favor, no solo el alcanzar la clasificación de forma convincente con su juego espectacular, sino que también cuentan con una nómina encabezada por Neymar, quien querrá vengarse de la actuación canarinha en su patio durante el 2014. Pero para esto debe sanar de una reciente lesión sufrida en la Ligue 1 de Francia con su actual club el Paris Saint Germain.

Si revisamos atentamente lo antes expuesto, veremos que con excepción de las ediciones de 1934 y 1938, en los Mundiales celebrados en años con terminales 4 y 8 los protagonistas han sido alemanes y brasileños.

Entonces, si Brasil es el único de los campeones de América que ha ganado en Europa, si está jugando a un gran nivel y tienen a uno de los mejores futbolistas del mundo con deseos de dominar todo en este hermoso deporte y si la edición de Rusia es en el 2018 y el campeón anterior es Alemania, ¿podría decirse que Brasil será campeón en Moscú? Esperemos.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mostrar Botones
Ocultar Botones