Search
Monday 21 October 2019
  • :
  • :

Sigue en forma el hotel mixto más viejo de Cuba

Entregada por las máximos dirigentes de la CTC en Cuba y en Matanzas, la Bandera de Proeza Laboral reconoció la rápida recuperación de Sol Palmeras luego del paso del huracán Irma.

Sol Palmeras, el hotel mixto más viejo de Cuba,  celebró este 10 de mayo sus 28 años con una plenitud de forma envidiable por las más de 50 instalaciones de Varadero, muchas de las cuales reverencian la estable calidad de un servicio que según Manuel Marrero Cruz, titular del Ministerio de Turismo, se ha convertido en una marca.

“Nació derecho y se mantiene igual”, lisonjeó hace un tiempo el Ministro y la frase me llega como anillo al dedo para ilustrar el desempeño de un sitio de quien argumentó que “lo hecho por Sol Palmeras consiste en mantener un producto alto y todos los años incorporarle cositas y eso los clientes lo agradecen y luego retornan para ver lo nuevo”.

Los piropos de Marrero Cruz se agrandan en comentarios aparecidos en TrypAdvisor, la web de viaje más grande del mundo, donde la instalación se ha granjeado un espacio de privilegio, elogios que encuentran expresión en la condición de Vanguardia Nacional o en la Bandera de Proeza Laboral, como premio a la recuperación tras el paso devastador del huracán Irma.

Según Víctor Lemagne, secretario general del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Hotelería y el Turismo,  “la industria del ocio cumpliera mejor su encargo si más centros se le parecieran a este”. A su juicio, la instalación es un magnífico referente a la hora de ejemplificar eficiencia y protagonismo de los empleados en el cumplimiento de los planes de ingreso, saldos que son consecuencias de la manera eficaz con la que el sindicato asume las misiones de movilizar y representar.

El prestigio ganado por la organización lo relacionan con la manera en la que Arnaldo Díaz Hiedra conduce el quehacer sindical, fruto también, confiesa, de la gran unión entre los factores, sin que eso sea una relación sin espinas, porque “cuando hay que discutir y no estar de acuerdo, lo hacemos”.

Arnaldo Díaz dialoga con Teresa Rojas, primera secretaria del Partido.

Lo importante, aclara, es que  todos vayamos en pos de un objetivo, que las cosas salgan lo mejor posible y haya satisfacción, tanto en los trabajadores como en los turistas.

Dionisio de Armas, un fundador que llegó joven a la instalación y “me he puesto viejo con ella”, asegura que Sol Palmeras ha marcado su historia.  “Lo que aquí sucedió motivó la apertura de otros hoteles. Esperamos que dondequiera que esté nuestro querido Fidel sienta orgullo de nosotros.”

Precisamente en aquella fecha fundacional del 10 de mayo de 1990, en su discurso de apertura, el Líder Histórico de la Revolución Cubana realizó una inolvidable exhortación: “Los que inician su trabajo en este hotel, puedan demostrar también que, cuando queremos, podemos. Y lo que más nos gustaría es que, al igual que se puede decir de la construcción del hotel, se pueda decir de los trabajadores del hotel que son excelentes, que son óptimos.”

En cada período del  último lustro han impuesto récord en la satisfacción de los  planes, cumplen las utilidades y los aportes al Estado. ¿Cómo lo consiguen?

“Unidad y criterio de equipo,  es la fórmula con la que logramos  tan buenos saldos económicos y de satisfacción”, me comentó un día el español Manuel Diez Sánchez, director de alimentos y bebidas.

“He andado por muchos lugares en mis 32 años en la Meliá, en esta Isla llevo dos décadas, pero aquí, aquí las cosas funcionan. Es un gran honor pertenecer a Sol Palmeras.”

  • Fotos de la autora

El trato profesional y afable es uno de los atributos mejor valorado por los huéspedes.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mostrar Botones
Ocultar Botones