Search
Monday 14 October 2019
  • :
  • :

La Bahía de Matanzas…, esta no, la otra

Si le dijéramos que el próximo septiembre la ciudad levantada a las márgenes de la bahía de Matanzas cumple 453 años, de seguro pensaría que cometemos un craso error, sin embargo –les puedo garantizar–, estamos en lo correcto.
Debemos aclarar, antes de proseguir, que la bahía de Matanzas a la cual nos referimos no se encuentra en Cuba, sino en el territorio norteamericano de La Florida.

La urbe en cuestión se denomina San Agustín y fue instituida en 1565 por el almirante español Pedro Menéndez de Avilés. Resulta, de igual forma, la ciudad en pie más antigua de todo Estados Unidos de Norteamérica.

Existe evidencia documental sobre las andanzas de su fundador por las aguas cubanas, en específico por las de nuestra bahía, la cubana, que ya por aquellos tiempos era conocida como bahía de La Matanza.

Para más similitud, en el accidente geográfico referido existe una fortificación bautizada como San Marcos, que pertenece a la misma familia arquitectónica que el Castillo de San Severino.

En su libro “Matanzas, primera urbe moderna de Cuba”, en el brevísimo espacio de un pie de página, Alicia García Santana realiza una acotación que nos hace pensar respecto a cuánto hay de casual entre estos parecidos:
“(…) La Bahía que protege al castillo de San Marcos también se denomina Matanzas, quién sabe si por fuerza de la cubana dadas las estrechas relaciones de esta con aquella a partir de la fundación de San Agustín”.

¿Habrán inspirado nuestras aguas a Pedro Menéndez de Avilés para bautizar de igual forma a aquellos sitios donde llegaría más tarde? ¿Será la Bahía de Matanzas, la cubana, por sus dotes naturales, responsable de que exista una homófona en otra geografía?

Esas son interrogantes sobre las cuales, ineludiblemente, tendremos que regresar próximamente.



Estudiante de Periodismo


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mostrar Botones
Ocultar Botones