Search
Monday 14 October 2019
  • :
  • :

Las bombas de ariete, ¿viejas o nuevas?

Cuando era niño, allá por los años 1956 o 57, desandaba campos y ciudades y veía fenómenos que por mi edad me eran desconocidos, pero me llamaban la atención por su ingenio. Uno de mis asombros lo provocó un ariete o bomba de ariete, que estaba instalada en el batey de Ponce, al norte del pueblo de Aguacate, antigua provincia Habana.

El equipo pertenecía a la industria azucarera Hershey, hoy central Camilo Cienfuegos, muy cerca de Santa Cruz del Norte, y era utilizada para suministrar agua a las locomotoras de vapor que tiraban caña por aquella zona y a las viviendas de la comunidad.

Usted se preguntará por qué saco a la palestra esta historia que tiene cerca de 60 años. Pues muy simple. Hoy vi un reportaje en la televisión donde se hablaba de la instalación de uno de esos artefactos en un río de la Sierra Maestra y un amigo que estaba cerca de mí me comentó que si había visto ese invento. Para él era una innovación de estos tiempos. Lo que me llevó a decirle, a grandes rasgos, esto que estoy presentando ahora.

Yo los vi como dije por los años 50 del pasado siglo, pero estos equipos están patentizados desde 1772, o sea, que tienen 256 años bombeando agua para diferentes fines.

No obstante, es una novedad, vieja, muy importante para el suministro de agua en zonas alejadas de la electricidad e incluso donde existe energía eléctrica, porque su introducción colabora con el medio ambiente y el ahorro de corriente o combustible fósil.

Ojalá esta novedad antigua se introduzca en la cría de ganado, el riego y en el suministro del líquido a la población en zonas apartadas y, como es lógico, que existan las condiciones elementales para su instalación.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mostrar Botones
Ocultar Botones