Search
Monday 14 October 2019
  • :
  • :

Inmortal

Tú, Martí, hombre sincero,

baluarte de inspiración,

profeta cuya visión

bautiza nuestro sendero,

formaste un pueblo heredero

que corazones no arranca,

que estrecha una mano franca

sin mirar color o brillo,

un pueblo simple, sencillo,

igual que tu rosa blanca.

 

A los pobres de la tierra

va la suerte en tu legado

como el elíxir sagrado

del arroyo de la sierra.

Sabes que entre paz y guerra

la esperanza es el amor,

y por eso es surtidor

de la América tu verso,

puñal afilado y terso

que por el puño echa flor.

 

Hay hombres que son eternos

en cuerpos multiplicados,

que atizan los congelados

fuegos por crudos inviernos;

gigantes que en sus cuadernos

el punto no es el final,

por eso creo que al igual

que algunos pocos tal vez,

Martí es mi maestro y es

un maestro universal.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mostrar Botones
Ocultar Botones