Search
Monday 21 October 2019
  • :
  • :

…Y entonces somos más libres

La victoria de Nicolás Maduro Moros como presidente de Venezuela estabiliza las fuerzas en el continente y consolida la posición revolucionaria de los venezolanos, cuando una ola de regresión derechista, violenta y despiadada trata de subvertir la línea progresista en la región.

Con un segundo mandato al frente de Venezuela, Maduro se alzó con más de cinco millones 823 mil 728 votos, lo que representa el 67,7 por ciento de los votantes. El candidato opositor Henri Falcón quedó segundo en la carrera presidencial, con más de 1,8 millones de boletas, el 21.1 por ciento.

Durante todo el día los medios internacionales guardaron silencio. Por ejemplo, BBC Mundo, uno de los sitios digitales más importantes, no tenía ni una sola referencia a las elecciones presidenciales en Venezuela en su primera plana.

La relevancia de este triunfo se puntualiza por politólogos del orbe y nosotros aquí en Cuba también lo conocemos. Significa la defensa de nuestro propio proceso y la posibilidad de que en cualquier parte del mundo la gente pueda pensar en la emancipación, en políticas autónomas, antimperialistas, anticapitalistas. Representa la confirmación de que en este planeta los pueblos son capaces de salvaguardar su autodeterminación ante posiciones hostiles de las
fuerzas imperiales.

Simboliza para los pueblos el logro de herramientas fundamentales para desplazar a los gobiernos neoliberales: porque los cambios requieren de construcción desde la base.

Congratulaciones para los hermanos de Venezuela y para todos los seres progresistas y de bien en el mundo. Continuamos avanzando en la edificación de sociedades más justas y humanas con el legado de Bolívar y Martí, de Fidel y Chávez, todos juntos y abrazados ante un mismo ideal: la verdadera independencia de la Patria.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mostrar Botones
Ocultar Botones