Search
Monday 14 October 2019
  • :
  • :

Una apuesta a la cocina de aprovechamiento

La cocina de aprovechamiento es una tendencia que ocupa cada vez mayor escenario en la elaboración de los alimentos en el mundo.

“Esta filosofía aboga por no desperdiciar nada, de modo que al preparar una receta aprovechemos los recortes y partes no utilizadas de los ingredientes para otras elaboraciones y no tiremos a la basura alimentos que pueden servirnos perfectamente, y a la vez, con las raciones que nos sobren de los alimentos ya cocinados, aprender a darles una vuelta para configurar con ellos otras recetas que puedan disfrutar nuestra familia sin comer siempre lo mismo”, según refiere el sitio web sabores aldi.

A veces compramos en exceso más de lo que necesitamos y las conservas, mermeladas y encurtidos son unos de los tantos métodos de aprovechamiento. Quizás el termino sea moderno, pero muchas de estas técnicas las aplicaban nuestras abuelas para aprovechar y reutilizar muchos ingredientes.

¿Quién no ha comido una rica pasta de bocadito elaborada con el espagueti o la pizza que sobró del día anterior?

No obstante, la página www.consumer.es aconseja seguir una serie de pasos para la manipulación de los alimentos, como lavarse las manos antes de manipular las sobras y no permitir que los alimentos entren en contacto con ninguna superficie que no se haya higienizado antes; usar recipientes limpios, nunca el mismo en el que se ha cocinado o servido y no introducir alimentos calientes en la nevera.

Hablamos de una fórmula económica, sostenible y contra el desperdicio. La cocina de aprovechamiento incentiva la imaginación y contribuye a la soberanía alimentaria.

Recetas de cocina de aprovechamiento en Cuba

Entre las elaboraciones más populares en la cocina cubana resalta el pudín, aquí te proponemos la receta:

Ingredientes:

500 g de pan

1 litro de leche

6 huevos

250 g de azúcar

Extracto de vainilla

250 g de azúcar extra para hacer el caramelo

Preparación:

Haz el caramelo con el azúcar extra y carameliza un molde de 30 cm de diámetro. Deja enfriar. Retírale la corteza al pan y córtalo en cubos o en rodajas y remójalo en el litro de leche tibia. Mezcla los seis huevos con el ¼ de azúcar y el extracto de vainilla. Incorpora después la mezcla del pan y la leche. Vuelca la preparación del pudín de pan sobre el caramelo frío y coloca el molde dentro de otro con agua para cocinar a baño María durante 45-60 minutos a 180º C.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mostrar Botones
Ocultar Botones