Search
Monday 21 October 2019
  • :
  • :

Inolvidable líder de los trabajadores cubanos

Hace exactamente 107 años nace en el barrio habanero de Los Sitios, Lázaro Peña González, inolvidable líder, quien dedicó su vida a la defensa de los trabajadores y a organizar y aunar al movimiento sindical cubano hasta el día de su último aliento, el 11 de marzo de 1974, cuando fallece a causa de una penosa enfermedad.

Aquel humilde hijo de albañil y despalilladora dejó la infancia con apenas diez años para volverse un obrero tabacalero y al calor de la defensa de los derechos de sus compañeros de labor fue ascendiendo paulatinamente hasta convertirse en secretario general de la Central de Trabajadores de Cuba (CTC).

Cuentan quienes lo conocieron que su oratoria era como un embrujo y cuando hablaba frente a todos, incluso en los momentos más tensos, parecía que el líder obrero había puesto en sus labios los pensamientos del pueblo.

Aquellos que estuvieron cerca de él, como el matancero Roberto Veiga, su amigo y fiel colaborador durante los primeros años de la CTC, lo recuerdan como el maestro de cuadros sindicales que no se “cansaba de explicar la importancia de contar con un movimiento sindical unido para defender las conquistas”.

Según un testimonio ofrecido a Radio 26 por el veterano dirigente “Lázaro Peña era tan persuasivo y paciente que exasperaba a sus enemigos y esa capacidad para convencer fue precisamente una de sus mejores armas en cada debate que dirigió para preservar los derechos de los trabajadores.

“Tuvo siempre firmeza de principios y una gran sencillez a flor de piel. Una familia humilde y de tez mestiza fueron razones suficientes para padecer desde pequeño los desmanes de una sociedad que rendía culto a la discriminación, sin embargo, él supo imponerse y estar a la vanguardia en las batallas que libró”—rememora también su compañero y discípulo.

Pese a las calumnias de la propaganda anticomunista, el bien llamado Capitán de la clase obrera acumuló desde muy joven una gran autoridad y un prestigio que traspasó las fronteras cubanas. Por ello llegó a ser vicepresidente de la Federación Sindical Mundial (FSM); logra hacer de la CTC la única central sindical del país y fortalece los vínculos entre el movimiento obrero y el Partido Comunista, unidad indisoluble que se mantiene hasta nuestros días.

Sus huellas se grabaron en la historia pasada en combativas huelgas y en audacia cotidiana al frente de los más humildes.

En la historia reciente, en una sociedad de trabajadores, Lázaro Peña estaría hoy convocándonos para el avance de la producción y la calidad de los servicios, por el ahorro y alcanzar una retribución salarial acorde con el aporte de cada cual, temas que llevó al memorable XIII Congreso de la CTC, que magistralmente él supo dirigir y que nuevamente centrarán los debates del XXI Congreso venidero para atemperar la organización a tono con las transformaciones acontecidas en el país.

Cada 29 de mayo se celebra en la Mayor de las Antillas el Día del Trabajador tabacalero, como digno homenaje a Lázaro Peña González, el Capitán de la clase obrera cubana.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mostrar Botones
Ocultar Botones