Search
Friday 18 October 2019
  • :
  • :

Cuba y su única presencia en Copas Mundiales de Fútbol

Desde el venidero 14 de junio Rusia acogerá por primera vez en su historia una Copa Mundial de Fútbol, el espectáculo deportivo más seguido en todos los países, tengan o no equipos representándolos.

Reglamentados para efectuarse cada cuatro años, estos eventos comenzaron en 1930 en Uruguay, pero después de las citas de Italia, en 1934 y Francia, 1938, la Segunda Guerra Mundial evitó su continuidad hasta 1950, que los organizó Brasil y a partir de entonces han mantenido la regularidad programada.

El surgimiento del fútbol como deporte en Cuba ocurre en la primera década del siglo XX y fue desarrollándose con buena acogida, pese a tener que competir con el béisbol, que era la atracción mayor de los cubanos.

Deportivamente hablando, el fútbol que se juega en la Isla no es de los mejores del planeta, por lo que su clasificación directa a una Copa Mundial le ha sido esquiva, aunque tiene una participación, ya que fue invitada a la tercera edición celebrada en Francia, entre el 4 y el 19 de junio de 1938.

PARTICIPACIÓN HISTÓRICA

El Mundial de Francia 1938 sólo tuvo la presencia de 15 equipos, uno por Asia, Indonesia; otro por Suramérica, Brasil; Cuba, por Centroamérica y el Caribe y el resto de Europa.

Muchas de las potencias de este deporte declinaron su asistencia alegando diferentes motivos, aunque los historiadores coinciden en que tuvo mayor peso el inminente peligro de la Segunda Guerra Mundial.

España se ve imposibilitada de participar al encontrarse inmersa en la Guerra Civil. De manera similar, China y Japón no participan al estar enfrentados en la Segunda Guerra chino-japonesa y Austria fue excluida debido su anexión con Alemania. La plaza se le ofreció a Inglaterra, que no aceptó el ofrecimiento de la FIFA. La primera participación de este equipo no se produjo hasta 1950, en Brasil. Otros importantes ausentes fueron Argentina y Uruguay.

México, que era el clasificado por el área de Centroamérica y el Caribe, no asistió alegando problemas económicos, por lo que la Federación Internacional invitó a Cuba, que había ocupado el segundo lugar en la cita eliminatoria de ese año, seguida de Haití, ya que Costa Rica y El Salvador no quisieron jugar. En aquellos años aún no existía la Confederación Norte-Centroamericana y del Caribe, CONCACAF.

Por primera vez, el campeón vigente y el país anfitrión se clasificaron de forma automática, con lo que evitaron tener que disputar la ronda previa. Los 15 equipos participantes fueron divididos en una fase final desde los octavos de final, para determinar al campeón del evento. El campeón fue Italia, siendo el primer país en lograr el bicampeonato.

Cuba debutó el 5 de junio frente a Rumania y el encuentro quedó empatado a tres goles. Cuatro días después tuvieron que medirse de nuevo ambos equipos, ya que en aquel momento las Copas se jugaban por el sistema de eliminatoria directa y los criollos, guiados por Juan Tuñas y Mario Sosa, con sendos goles, triunfaron 2 por 1.

Ante Suecia, tres días después, vino la debacle, cuando cayeron ocho goles por cero y quedaron eliminados de la justa.
Ese equipo cubano tuvo como director técnico a José Tapia, quien escogió a sus jugadores de la Liga Nacional, principalmente del Juventud Asturiana, Centro Gallego, Iberia, Fortuna e Iberoamérica.

El equipo estuvo integrado por los porteros Juan Ayra y Benito Carvajal; los jugadores Jacinto Barquín, José Antonio Rodríguez, Francisco Olivera, Tomás Fernández, Héctor Socorro, Manuel Villaverde, Juan Alonso y Pedro Ferrer. Los atacantes fueron Juan Tuñas, José Magriñá, Manuel Sosa, Manuel Choréns, Joaquín Arias y Manuel Berges.
El líder anotador de la Copa fue el brasileño Leónidas, quien marcó siete goles. Cuba tuvo en Héctor Socorro a su mejor atacante con tres dianas.

En la discusión del título, Italia derrotó a Hungría 4 por 2, para alcanzar su segunda Copa Mundial consecutiva. Brasil fue tercero; Suecia, cuarto; en el quinto puesto quedó Checoslovaquia; sexto, Suiza; séptimo lugar, Cuba y octavo, Francia, para cerrar la primera división.

Ese séptimo lugar de Cuba, conseguido hace 80 años, ha sido la mejor ubicación de un equipo de Centroamérica y el Caribe en Copas Mundiales, sin incluir a México.

EQUIPOS CAMPEONES DEL MUNDO

Uruguay, en 1930 en su país; Italia, 1934, en su país; Italia, en Francia, 1938; Uruguay, repitió en Brasil, 1950; Rep. Federal Alemana, en Suiza, 1954; Brasil ganó en Suecia, 1958 y repitió en Chile, 1962; Inglaterra, gana en su propio país, en 1966; Brasil vuelve a ganar, ahora en México, 1970; la Rep. Federal Alemana, gana en su territorio en 1974; en 1978, Argentina gana su Copa como sede; en 1982, Italia vence en la sede española; Argentina gana de nuevo en México, pero en 1986; la Rep. Federal Alemana, repite en 1990, en la sede italiana: Brasil gana en Estados Unidos, 1994; Francia triunfa en su país en 1998; en las sedes compartidas de Surcorea y Japón 2002, gana Brasil; Italia repite en Alemania 2006; España gana su primera Copa en Sudáfrica 2010 y en Brasil, 2014 ganó Alemania.

Fuentes:
Historia del Fútbol en Cuba… Pérez de Peñarol 2010
Notas publicadas por el autor en el sitio Palco DeportivoR26



Comentarista-narrador deportivo en Radio 26. Matanzas. Cuba. Vive en Matanzas


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mostrar Botones
Ocultar Botones