Search
Friday 18 October 2019
  • :
  • :

Los niños cubanos son de los felices de este mundo

De profunda esencia martiana y fidelista es nuestro sentimiento de protección a la niñez en Cuba, el cual resurge hoy con especial ternura, porque si los anhelos de avanzar del socialismo cubano cupieran en una mano, esa sería en la de un niño, forjador futuro de nuestras esperanzas.

Para los cubanos pensar que un niño trabaje para mantener su hogar resulta inconcebible. Desde el triunfo de la Revolución la infancia pasó a ser el primer objetivo de bienestar social, en el cuidado de su educación, salud e integridad como conquista a alcanzar y lograda con éxito durante estos 60 años.

No ha importado el bloqueo imperialista ni el aislamiento a que han querido someter a la Mayor de las Antillas, ni siquiera fenómenos de la naturaleza, el cuidado de nuestros hijos sobrepasa límites y los pueblos del mundo reconocen que la Organización de Naciones Unidas decretó un Día Mundial contra el Trabajo Infantil. Vale saber que unos 168 millones de niños y niñas son martirizados con ese abuso.

Esta conmemoración es un llamado a los gobiernos, patronales y sindicatos, a la sociedad civil, los medios de comunicación y muchos otros actores locales, de muchos países victimarios, para erradicar ese flagelo, que no es más que el reflejo del grado brutal de explotación del capitalismo, sobre todo en naciones pobres.

Aquí vivmos diferente, porque para nosotros los niños y las niñas son sagrados.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mostrar Botones
Ocultar Botones