Search
Tuesday 15 October 2019
  • :
  • :

Leonor Pérez, símbolo de amor maternal

En un parque de Santa Cruz de Tenerife, isla donde había nacido Doña Leonor el 17 de diciembre de 1828, se recuerda a la madre del Apóstol de la Independencia de Cuba con un busto y una placa colocados por la Asociación de Amistad Canario-Cubana José Martí.

Cuando se pronuncia el nombre de Leonor Pérez Cabrera decimos al unísono: es la madre de Martí y un hálito de amor recubre la figura del Apóstol, porque sin dudas Leonor es símbolo de amor maternal.

Hoy se cumple el 111 aniversario del fallecimiento de una de las mujeres más importantes de la historia de Cuba, porque si Martí fue como fue, un por ciento enorme fue sembrado por sus padres.

Como se le califica, Leonor fue una mujer de pueblo con una personalidad fuerte y voluntariosa, cualidades que heredó su hijo.

Una de las más tiernas y profundas palabras martianas fue las que le dedicó cuando dijo “las madres son amor, no razón; son sensibilidad exquisita y dolor inconmensurable”, cuando apreció la voluntad de ella por protegerlo y convencerlo de sus “errores”, con el respeto y el sufrimiento de él al saberse incomprendido.

Muchos historiadores ven a Leonor a la sombra de la grandeza de su hijo, pero en realidad estuvo insertada en momentos importantes de su vida como conciencia crítica y presencia dolorosa de esa otra parte del Héroe, el yo abandonado o supeditado a la tarea mayor que él mismo se propuso: la libertad y dignificación de Cuba.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mostrar Botones
Ocultar Botones