Search
Friday 18 October 2019
  • :
  • :

Ediciones Aldabón: libros para construir puentes

El año 2018 trae consigo importantes efemérides y fechas significativas relacionadas con la cultura matancera. En el ámbito literario varias son las celebraciones. Ediciones Aldabón ya vive sus 20 años.

Dos décadas puede parecer poco tiempo para muchos pero, para una editorial de provincia representa el reto de lo cotidiano, de la búsqueda de espacios y opciones novedosas para conquistar al público.

La editorial de la Asociación Hermanos Saíz (AHS) en Matanzas comenzó las celebraciones por todo lo alto en el mes de marzo. Cuando la ciudad acogía la Feria Internacional del Libro, un soplo de esperanza alivió algunas de las preocupaciones de quienes trabajan en la casa editorial yumurina.

Cuando el 2018 llega a la mitad de su camino los trabajadores de la editorial ya han anotado varios títulos bajo su sello, informó Daniel Cruz Bermúdez, director de Aldabón. “Como parte del plan especial publicamos Estar allí entonces, mis años en Cuba, de Gregory Randall y Raspute en la encrucijada, de Elaine Villar Madruga.”

Actualmente se encuentran enfrascados en la preparación de varios proyectos literarios, entre los que se incluyen como prioridad la publicación de los textos de los jóvenes escritores matanceros. El grueso de las actividades en ocasión de sus dos décadas de trabajo, en octubre del 2018, coincidirá con los festejos por el aniversario 325 de la fundación de la ciudad de Matanzas. La celebración servirá como estímulo para la concreción de sus publicaciones este 2018.

“Para la fecha preparamos un catálogo que refleja la historia de Aldabón, con diseños de Johann Enrique Trujillo, una selección de las obras de los narradores jóvenes, miembros o no de la AHS, quienes despuntan como talentosos creadores y un archivo histórico con las publicaciones de la editorial, que servirá como material de consulta.”

Entre las proyecciones que se traza la editorial son prioridades fortalecer la producción de propuestas literarias infantiles y vincularse más estrechamente a los planes de estudio de las escuelas del territorio. Todo ello contribuye al acercamiento desde las más tempranas edades a lo mejor de la literatura cubana y extranjera. Igualmente, sus trabajadores pretenden potenciar la descarga de publicaciones y libros digitales de manera gratuita, propuestas pensadas especialmente para el público joven.

Gracias al crecimiento autoral entre los escritores más jóvenes de la provincia, actualmente se estrechan las relaciones de trabajo entre las nuevas generaciones de creadores de las letras matanceras y Ediciones Aldabón. Destacan las iniciativas relacionadas con la difusión de la narrativa dentro de los géneros literarios, explicó Cruz Bermúdez.

“No existía mucho vínculo, pero ya hemos logrado, por ejemplo, que a partir del trabajo del taller Cintio Vitier,de Yanira Marimón, en el que participan muchos jóvenes escritores, este año publicaremos dos libros: uno  de Guillermo Carmona, quien en pocas jornadas discutirá su tesis de graduación de Periodismo en la Universidad de Matanzas y el otro es de la también periodista Lianet Fundora.”

Su sede, ubicada en la esquina de las calles Dos de Mayo y Milanés, en la capital de provincia, cuenta con librería, café literario, sala de presentaciones, taller de encuadernación y espacios caracterizados para desarrollar conferencias, conversatorios y talleres de creación, investigación y crítica literaria.

Con el funcionamiento de su espacio físico, Aldabón gana un punto a favor de una mejor gestión editorial, un sitio donde promover a los autores de su catálogo y ofrecer variadas actividades relacionadas con el mundo del arte. Sin embargo, ello también trae consigo nuevos y más complejos retos que apuntan siempre a una mayor calidad.

Ediciones Aldabón trabaja en función de enaltecer y defender las propuestas de los jóvenes escritores con variedad de proyectos y novedades literarias. La apuesta por promover los más diversos géneros y estilos deviene la mejor portada de una editorial con alma joven que gana en crédito, adeptos y años, con la misma lozanía del primer octubre.

La más alta de sus responsabilidades será merecer un lugar protagónico en el movimiento de las letras matanceras, como regalo por sus 20 años de vida.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mostrar Botones
Ocultar Botones