Search
Wednesday 16 October 2019
  • :
  • :

Las primeras bombas y el primer pie

Siete acciones navales ocurrieron en las costas matanceras durante la guerra hispano-cubano-norteamericana, a finales del siglo XIX. El primer enfrentamiento bélico aconteció en la bahía cardenense, entre las flotas de España y los Estados Unidos. Corría entonces el 25 de abril de 1898.

Dos días más tarde tres navíos yanquis bombardearon el castillo de San Severino. En esa estancia los ibéricos, supuestamente, acometían un proceso de refortificación, lo cual fue empleado como excusa para el ataque.
La ocasión se prestó también para lanzar proyectiles rumbo a El Morrillo. Los “Panchos” respondieron al enfrentamiento.

El puerto de la Ciudad de los Puentes figuró entre los planes estadounidenses. La pretensión consistía en formar una cabeza de playa en dicha locación y desde ahí atacar la capital de la Isla.

A inicios de mayo, la batería española establecida en Punta de Maya afrontó el ataque de los bombarderos náuticos norteños. A pocas jornadas de diferencia, Cayo Romero, en Cárdenas, acogía similar hostigamiento. Varadero también recibió bombazos.

En la Ciudad Bandera, en específico en Cayo Diana, desembarcaron, por vez primera en toda la guerra, los yanquis en Cuba. Asta en tierra, el viento antillano hizo ondear aquella bandera que se estrenaba en las andanzas imperiales.

En el territorio matancero no existían grandes concentraciones de fuerzas coloniales, por lo tanto, no resultó difícil intimidar a la población, ni tampoco sorprender a la oficialidad.

Luego de las siete acciones navales acometidas por estas costas, los estadounidenses desplazaron el teatro de operaciones hacia el oriente donde, también a fuerza de cañones, terminaron de arrebatarle la victoria –la guerra– a los mambises.



Estudiante de Periodismo


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mostrar Botones
Ocultar Botones