Search
Wednesday 23 October 2019
  • :
  • :

Los molinos

El río de Los Molinos constituye un símbolo para los habitantes de la ciudad de Matanzas. Los que llegan a él encuentran una vista paradisíaca. Quienes escuchan de sus parajes ansían visitarlo y disfrutar de sus aguas.
Sin embargo, pocos conocen o se preguntan el origen del nombre.

La moda de aspirar rapé de tabaco apareció en las ciudades europeas a principios del siglo XVIII. La demanda estimuló el emprendimiento de esta empresa en las colonias americanas. Matanzas no quedó atrás.

El sargento mayor de la Plaza de La Habana, Manuel José de Jústiz, poseía una caballería en dicho territorio fluvial. Las características del terreno propiciaron pequeñas cascadas en el curso del río San Juan, situación geográfica indicada para implementar las maquinarias.

El cabildo local autorizó la construcción de un molino de agua, en atención al pedido del propietario. A partir de entonces, la actividad tomó auge.

Los trituradores para producir rapé de tabaco quizás hayan provocado que los vecinos del corral de Matanzas reconocieran a este afluente del río San Juan como Los Molinos.

A partir de 1715 la producción del rapé se convirtió en una importante actividad económica de Matanzas. El mismo producto del tabaco que tanto gustaba a los clientes europeos se elaboraba en gran medida en los saltos de agua del San Juan, esos que, a más de 300 años, todavía conocemos por Los Molinos.



Estudiante de Periodismo


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mostrar Botones
Ocultar Botones