Search
Wednesday 16 October 2019
  • :
  • :

Los desafíos del movimiento sindical matancero

Isdalis Rodríguez fue ratificada al frente del Comité Provincial de la CTC en Matanzas

Isdalis Rodríguez fue ratificada al frente del Comité Provincial de la CTC en Matanzas

Desafíos, retos, una manera de hacer ajustada a los nuevos tiempos, resulta el saldo más visible que viene dejando en Matanzas el proceso orgánico XXI Congreso de la Central de Trabajadores de Cuba (CTC).

La celebración de la Conferencia Provincial evidenció los contrastes de una organización urgida de  mayor capacitación, solo así el sindicato podrá tener criterio propio, voz propia, aseguró el miembro del Buró Político Ulises Guilarte de Nacimiento, secretario general de la CTC, quien dictó, a juicio de muchos, una suerte de clase en su intervención.

En Matanzas, dijo, las cosas van marchando, pero al igual que en todo el país, todavía hay quienes no hacen lo suyo, quienes no representan como es a sus afiliados y hay compañeros que terminan cuestionando al sindicato, negándole utilidad.

Por eso, reflexionó Guilarte de Nacimiento, el objetivo principal del  XXI Congreso es justamente alcanzar un perfeccionamiento lo más integral posible en los ámbitos donde actuamos  y que ese perfeccionamiento tribute de manera directa a asegurar un superior reconocimiento, liderazgo de la visibilidad, del papel y la importancia que tiene el sindicato en un proyecto socialista, en plena actualización de su modelo económico y social.

Hay que materializar ese propósito en el día a día de la actuación sindical, instó, sobre todo en un territorio como el de Matanzas, estratégico en la estructura económica del país, en áreas como el turismo, el petróleo, la generación eléctrica y la agricultura.

“El desempeño de la economía sugiere todavía falta de aprovechamiento de las capacidades potenciales de nuestros planteles industriales, indisciplinas laboral y tecnológica”, aseguró ante los 250 delegados asistentes a la Conferencia Provincial.

“Tenemos una economía restrictiva, caracterizada por déficit en su balanza de pagos en divisa, que hace restrictiva también la capacidad para adquirir materia prima, insumos para el desarrollo de programas estratégicos”.

Llamó la atención a los matanceros sobre lo importante de sacarle óptimo provecho a la asamblea de afiliados y de trabajadores, un espacio al que no se debe ir a improvisar, significó, menos en un territorio donde, de las 282 acciones de control interno, el 50 por ciento fue calificada de mal y deficiente.

Aunque en Matanzas y en todo el país  hemos puesto en el centro de la labor la batalla económico-productiva,  lo hecho es insuficiente. Necesitamos producción, no en valores, en físico,  y no está bien una economía que no respete ese concepto, reflexionó, unas horas después de que los delegados recibieran datos del comportamiento económico de la provincia, al cierre de mayo.

Pese a sobrecumplir  y crecer  en las ventas netas, 21 de las  94 empresas matanceras dejaron de aportar 78, 2 millones de pesos, a lo que se sumó quedar por debajo del monto aprobado en la circulación mercantil, tan vital para generarle ingresos el presupuesto, un indicador que hace cuatro años se cumplía.

Lourdes Sarmiento, vicepresidenta del Consejo de la Administración Provincial,  informó que 37 empresas superan excesivamente sus utilidades,  por encima del 30 por ciento, debido a causas relacionadas con inejecuciones de gastos,  costos de producciones por debajo del plan, cambios de precios, algo que a juicio de la dirigente tiene que ver con las reservas asociadas al proceso de la  planificación y la desagregación por mes.

“El plan tiene que parecerse a la realidad de cada momento”, observó, al tiempo que convocó a la CTC y a sus sindicatos a fijar la mirada en aspectos como estos, que afectan al país y a la economía de los colectivos laborales.

Citó como inconcebible el hecho de que ya tengan cumplidas sus utilidades del año las empresas de Acopio, la Agropecuaria Máximo Gómez, la Pesca y la Agroindustrial de Granos de Jovellanos.

Desafíos, una manera de hacer ajustada a los nuevos tiempos precisa la CTC en Matanzas, que, además considera la sindicalización de trabajadores no estatales como su reto político de mayor relevancia.

La etapa que concluyó en Matanzas con la Conferencia Provincial, continúa ahora con la discusión del documento Bases para el Perfeccionamiento de las Misiones del Movimiento Sindical, y las elecciones de los delegados directos a las sesiones finales del XXI Congreso de la CTC, fijado para enero de 2019.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mostrar Botones
Ocultar Botones