Search
Saturday 7 December 2019
  • :
  • :

Matanzas siempre presente en Juegos Centroamericanos y del Caribe

Desde la inauguración en México, en 1926, hasta su última edición de 2014 en Veracruz, también en territorio azteca, los Juegos Centroamericanos y del Caribe suman 22 ediciones, de las que han sido sede diez países de esta área geográfica.

Cuba, fundador de estos certámenes que tienen lugar cada cuatro años, ha estado presente en 19 de ellos, con la excepción de Caracas, 1959, coincidente con el triunfo de la Revolución; en el 2002 en El Salvador y el 2010, en Mayagüez, Puerto Rico, por problemas políticos.

En la mayoría de esas presentaciones cubanas Matanzas ha aportado un buen número de competidores ganadores de decenas de medallas de los tres colores y algunos con marcas para los Juegos.

Antes de entrar en las individualidades, en los Juegos organizados en La Habana y Santiago de Cuba en 1982, la presencia matancera rompió su marca de asistencia hasta ese momento con un total de 46 deportistas, los que conquistaron 57 medallas, desglosadas en 37 de oro, 14 de plata y seis de bronce.

Parecía que las marcas mencionadas anteriormente permanecerían por mucho tiempo, sin embargo, cuatro años después, en la ciudad dominicana de Santiago de los Caballeros, esos números pasaron a mejor vida, ya que la cifra de participantes yumurinos subió a 47, que alcanzaron 41 medallas de oro, trece de plata y ocho de bronce. En México, 1990, aportaron 66 medallas a la delegación, aunque la cifra de oro fue de 39.

Matanceros máximos ganadores en Juegos Centroamericanos y del Caribe

Los que inician este listado consiguieron diez medallas de oro cada uno: Sergio Casimiro Suárez, de gimnástica y Marlon Marcheco, de kayak. El primero, entre las competencias de 1982-86 y 90 y el segundo en México 90 y Ponce, 1993.

A continuación aparece el velocista Leandro Peñalver con siete medallas de oro conseguidas en los eventos de 100, 200 y relevo 4 x 100 metros en los años de 1982-86 y 90. Con seis áureas le sigue en el listado el pesista Francisco Ferreira, quien arrasó en 1982 en la división de 82 y medio kilogramos y cuatro años después, en los 90 kilos hizo lo mismo.

En México 1926 Matanzas llevó a tres competidores y la principal figura fue el cardenense Leonel “Bebito” Smith con tres medallas de oro en la natación estilo libre, cifra que repetiría en La Habana 1930, donde también ganó una de plata. En total conquistó seis medallas de oro y una de plata.

La ciclista colombina Lisandra Guerra encabeza a las mujeres con seis doradas y una de bronce, en los certámenes de 2006 y 2014, escoltada por la unionense Yordania Corrales, de gimnasia rítmica, quien reinó en los Juegos de Maracaibo, 1998, con cuatro medallas de oro.

Juan Aballí, de canoa, acumuló entre los años de 1990 y 1993 cinco medallas de oro; seguido de su coequipero Fernando Zamora con cuatro. También cuatro medallas de oro alcanzó en los años de 1990 y 1993 el velocista Joel Isasi.

Los ganadores de tres oros fueron el recordista mundial de salto de altura, Javier Sotomayor durante los campeonatos de 1990-93 y 98; José Cobo, corredor de medio y fondo, fue invencible de 1974 a 1982; Ignacio Cruz, de tiro, sumó esa cantidad de preseas en los mismos años que Sotomayor y también Ernesto Martínez, de voleibol, en ese período.

De los seis matanceros que asistieron a los Juegos de El Salvador 1935, el nadador Raúl del Valle fue el más destacado con tres preseas de oro.

El beisbolista Gaspar Pérez ganó dos títulos en Puerto Rico, 1966 y en Panamá, 1970. Los también peloteros Félix Isasi y Wilfredo Sánchez tienen también dos medallas de oro conseguidas en 1970 y 1974.

Otros matanceros ganadores de dos medallas de oro en Centroamericanos y del Caribe son: Rodobaldo Díaz, atletismo, en Panamá, 1970; Silvio Delgado, en tiro, en 1970 y 1974; Eduardo Medina de polo acuático en los eventos de 1974 y 1978; Luis Dreke, de fútbol, 1978 y 1982; Rodolfo Guillén, voleibol, 1978 y 1982; Eloína Echevarría, atletismo en 1982 y 1986; Renier Padilla, hockey, en 1982 y 1986; Frank Moreno, judo, 1986 y 1990; Onay Franquis, natación, las dos en 1986; Roberto Hernández, atletismo, en 1990.

También duplicaron sus preseas Regla Hernández, de baloncesto; Esteban Groero, de softbol; Raúl Vázquez, de ciclismo; Sergio Álvarez Boulet, levantamiento de pesas; los remeros Raidel Domínguez, los hermanos Eduardo y Miguel Castro, Yakelín Hernández y Yamel Ortiz, Alberto Castro, Danilo Mora, Gregorio Mederos, Roberto “Waco” Ojeda y Enrique Carrillo; Laina Pérez, de tiro y Maidenia Sarduy, de tiro con arco.

Y con al menos una medalla aparece una amplia relación de otros yumurinos que también entraron en la historia de estos Juegos.

En Barranquilla 2018 saldrán a decir presentes pensando en la Patria unos 30 matanceros, como parte de la delegación de más de 500 cubanos decididos a retener el lugar cimero que ganamos ininterrumpidamente desde 1970. Las canchas y los terrenos de competencia dirán la última palabra, que no es otra que la de vencer.



Comentarista-narrador deportivo en Radio 26. Matanzas. Cuba. Vive en Matanzas


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mostrar Botones
Ocultar Botones