Search
Wednesday 16 October 2019
  • :
  • :

La historia como única brújula

Durante siglos los historiadores matanceros han dedicado sus esfuerzos a desentrañar misterios y responder interrogantes sobre el pretérito de Cuba, su gente, tradiciones y el latir de su identidad. Desde los primeros años después de la fundación de la ciudad de Matanzas, existieron investigadores apasionados por el pasado histórico de esta tierra de cultura y bellezas.

El contexto actual es muy diferente al de aquellos años pero, tal como hicieron José Mauricio Quintero y Almeida, Pedro José Guiteras, Raúl Ruiz y todos los meritísimos estudiosos de la historia radicados en esta ciudad, se asumen retos no menos significativos si se tiene en cuenta el mundo globalizado en el que hoy vive el hombre, donde los más poderosos intentan suplantar las raíces culturales de los pueblos e imponer su idioma, creencias, expresiones artísticas y estilos de vida, en un intento por monopolizar el resto del mundo.

En Matanzas se suman otros desafíos igual de exigentes, consideró Armando Santana Montes de Oca, vicepresidente de la Unión de Historiadores de Cuba  (UNHIC) en la provincia. “Las deudas de los historiadores matanceros se ubican en el ámbito de cómo se conserva hoy el patrimonio tangible e intangible de la ciudad.

“Existe un Plan 325 que pretende restaurar y preservar una ciudad con la prestancia de Matanzas, pero aún tenemos muchísimos desafíos con las investigaciones que deben servir como basamento a las acciones reconstructivas.

“Nuestras proyecciones se enrumban también hacia insuflar el espíritu de la matanceridad en los estudiantes de todas las escuelas, los trabajadores de cada centro de trabajo y entidad donde hay proyectos vinculados a la UNHIC.

“Hemos establecido convenios de trabajo para que los niños desde muy pequeños puedan recibir ese aliento que los lleva a amar a Matanzas, admirar a una ciudad única en el mundo.”

La larga tradición de historiadores en la Atenas de Cuba y su imprescindible labor en función de investigar, solucionar, transmitir y enaltecer el pasado cultural y social de la nación, conllevó a que fuera esta la provincia donde se inaugurara la primera filial de la UNHIC a nivel nacional, después de la de La Habana.

“A mí no me extraña porque Matanzas tiene un potencial intelectual que data desde finales del siglo XVIII y el XIX, cuando es proclamada la Atenas de Cuba. Aquí siempre hubo un grupo de personas muy interesadas por la historia y eso constituye una fortaleza.

“Matanzas es una plaza cultural complicada porque todo lo que no se haga en favor de la cultura peca contra la historia del desarrollo de la cultura matancera”, apuntó Ercilio Vento Canosa, Historiador de la Ciudad.

Con más de tres décadas de trabajo, la UNHIC en Matanzas cumplió el sueño de tener su propia sede, un espacio acogedor que comparte con la Sociedad Cultural José Martí en el corazón del centro histórico de Matanzas, Monumento Nacional.

“Era un anhelo de muchos años. Hoy la casa social cuenta con un local muy hermoso de estilo colonial y en un lugar privilegiado dentro del centro histórico de la ciudad. Este es un centro cultural de primer nivel para la localidad y la provincia donde desarrollamos actividades de diferente índole”, rememoró Alfredo Lauzurica, presidente de la Sociedad Cultural José Martí en Matanzas.

“Es esta una filial que ha tenido una ocupación importante si se tiene en cuenta sus producciones, entre ellas la revista Matanceros. La UNHIC en Matanzas es fuerte porque aquí existe una larga tradición de historiadores”, agregó Vento Canosa.

A pesar de que fueron necesarios 35 años para que los historiadores matanceros contaran con un espacio propio, a la altura de su trabajo y de lo que aportan a la identidad nacional y local con sus investigaciones, ya su sede es una realidad. Pero, ahí no acaban los sueños, sino que se proponen fortalecer sus estructuras con nuevos proyectos de trabajo, argumentó Santana Montes de Oca.

“Es cierto que grande soluciones generan nuevos problemas. Ese es de los temas que hoy discute el ejecutivo provincial ante la necesidad de generar nuevos espacio de interacción con la población.

“Ya tenemos, por ejemplo, las Tardes con la historia cada miércoles dedicadas a presentar y debatir investigaciones, socializar resultados y conocimientos históricos. Creamos un Centro de Documentación con las ponencias discutidas durante más de dos décadas en eventos sobre historia, como el taller científico Atenas. Creo que esta constituye una fuente viva del conocimiento histórico de Matanzas, con el propósito de excelente para profundizar, buscar ideas para nuevo temas de tesis”.

No puede pensarse en un país sin su historia. Sin ese pasado que regresa una y otra vez al presente para iluminar el futuro seríamos no más que seres fenecidos en vida, errantes alma en busca de identidad por la Tierra, sin raíces, sin razones, sin destino.

La historia es el resultado de hechos, personalidades y circunstancias, los cuales propiciaron nuestro paso por el mundo. Ella es en sí misma la respuesta a nuestras interrogantes, el motivo, resultado y expresión de nuestras tradiciones. Cada uno de nosotros es parte de importante de la historia que compartimos, de la historia de Matanzas y de Cuba.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mostrar Botones
Ocultar Botones