Search
Thursday 12 December 2019
  • :
  • :

Saber lo que se come

Si un detalle es importante para la salud en estos días de intenso calor veraniego es la manipulación de los alimentos, sobre todo los que se expenden en las calles y playas.

Y llamo la atención porque hay quien piensa que todas las épocas son iguales y no se percatan de que los productos expuestos directamente al sol, como se observa en muchos lugares, son propensos a una descomposición más rápida. Esto resulta más relevante si queremos que funcione la ley de protección al consumidor, que atañe tanto al sector estatal como al cuentapropista.

Vale recalcar que en numerosas ocasiones se presupone que quienes preparan los alimentos son exclusivamente los operarios de plantas elaboradoras o los cocineros en restaurantes u hoteles, pero la realidad es que hay muchas personas que contribuyen diariamente a que los alimentos que consumimos tengan o no una calidad higiénica.

Los profesionales del giro gastronómico y turístico en cualquiera de sus modalidades, tiene ante sí la responsabilidad de respetar y proteger la salud de los consumidores por medio de buenas prácticas de manipulación.

Además de las dolencias que causan en las personas, las enfermedades de transmisión alimentaria también le restan prestigio a los centros y a quienes trabajan en ellos, lo que se traduce en una pérdida de confianza por parte del cliente.

“Cría fama y acuéstate a dormir”, como diría la abuela. Lo importante es que el consumidor se sienta seguro y satisfecho con los productos que compra o ingiere y sobre todo que su salud no peligre, al contrario, se cuide y proteja con una adecuada inocuidad.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mostrar Botones
Ocultar Botones