Search
Wednesday 16 October 2019
  • :
  • :

La ciencia detrás de la conservación de Varadero

Varadero, con una veintena de kilómetros de playa, es el principal balneario de la mayor de Las Antillas, en Matanzas, Cuba. ACN FOTO/ Roberto Jesús Hernández

Detrás de la idílica imagen de Varadero, principal balneario cubano, con sus aguas de tono azul turquesa y la blanquísima arena, la ciencia actúa sin descanso para lograr el equilibrio entre la conservación del delicado ecosistema y la industria turística en apogeo.

La meta es alta, porque se trata de mantener el estatus del más importante destino de sol y playa en la Isla, evidenciado en un mar de opiniones favorables de los vacacionistas en laturismo

web TripAdvisor, y el premio Travellers´Choice 2018, que califican a Varadero como la tercera mejor playa del mundo.

Según Katia González Rodríguez, directora del Centro de Servicios Ambientales de Matanzas, un 82 por ciento de quienes visitan el polo lo hacen para disfrutar del área de baño, de lo cual se deduce el nivel de presión a que está sometido este entorno tan frágil.

En 2013 se aprobó el quinto plan de ordenamiento de Varadero, que trazó fundamentalmente aquellos proyectos dinamizadores del desarrollo urbanístico para cubrir la demanda del sector turístico.

Para la gestión del balneario se implementa el tercer ciclo de manejo costero, dirigido a controlar la erosión, mejorar las condiciones higiénico-sanitarias, la certificación y control de actuaciones en zonas costeras, manejo de vegetación, control de infraestructura, capacitación y educación ambiental.

En el último quinquenio se demolieron alrededor de 35 infraestructuras que perjudicaban la dinámica natural de la duna en el balneario, además, se restauraron 2.5 kilómetros de playa en la Península de Hicacos, con el empleo de 53 mil 530 metros cúbicos de arena, materia prima natural procedente de fuentes en tierra.

La restauración se realiza a partir de los patrones de aquellas dunas mejor conservadas: “Lo que hacemos es tratar de duplicar aquellos patrones morfológicos y de vegetación hacia las áreas restauradas”, comenta la investigadora.

Un celoso trabajo se observa también en la infraestructura de apoyo a los servicios, con pasarelas de madera, nuevos cestos, señalética, puntos de salvavidas, ranchones y sobrillas, todo colocado en la zona costera a tono con los requerimientos ambientales.

En la actualidad se logra la participación del personal de las instalaciones turísticas y la población del polo en la labor conservacionista de la cual, al fin y al cabo, en gran medida depende su sustento.

Aunque los bañistas no suelen dedicar su atención a quienes chequean la salud de Varadero, el trabajo de estos últimos es indispensable para que la célebre playa mantenga su esplendor, ese capaz de atraer personas de todos los confines del orbe ansiosas por disfrutar del cálido abrazo del sol, el mar y la arena.

(Escrito por Roberto Jesús Hernández,  de la ACN)



Radio 26 es la emisora provincial de Matanzas, planta matriz de la cadena de radio de nuestra provincia cubana. Está ubicada en la capital matancera, en la calle de Milanés esquina a Guachinango, en las alturas de esta bella ciudad rodeada por el valle Yumurí y la bahía de Matanzas. Twitter: @radio26cu Correo: emisora@r26.icrt.cu


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mostrar Botones
Ocultar Botones