Search
Friday 18 October 2019
  • :
  • :

El béisbol cubano y sus estructuras

Hace un tiempo publicamos un trabajo sobre nuestras Series Nacionales de Béisbol, en el que entre otras cosas, exponíamos:“…pero tampoco cuando se inauguraron nuestras Series Nacionales amateurs en el año 1962, la gente se imaginaba que 56 clásicos después aún no existiera una clara definición de la estructura”.

Entonces ya pensaba que lo había visto todo, pero ahora aparece una nueva modalidad que para mi gusto es la más descabellada de todas.

Si bien ya sufrimos la absurda decisión de eliminar 10 equipos, luego de jugar 45 partidos, y la no menos inteligente idea de celebrar juegos de comodín, para esta edición de nuestros clásicos, se suma otro esquema.

Los seis clasificados para la segunda fase se deben reagrupar según el resultado de los partidos entre ellos en la etapa inicial, o sea que si de los 45 partidos un equipo gana 30 y pierde 15 y estos últimos son con los restantes cinco clasificados, pudiera recalar al fondo de la tabla para la segunda vuelta.

Lo único positivo que veo es que esto obligaría a los Directores Técnicos (DT) a pensar mejor en sus rotaciones para encarar los juegos, y entonces se le pondría más interés a los encuentros entre los posibles clasificados.

Otra modalidad surge este año, y es que al momento de pedir los refuerzos, comienza el conjunto que terminó en primer lugar antes de la reestructuración de la tabla.

¿Cuántas veces el polémico pero clarividente técnico Víctor Mesa solicitó esto? Al final sucedió, pero se instaura precisamente ahora que el 32 no estará como DT en la Serie. ¿Tendrá esto algo que ver? Saque usted sus propias conclusiones.

De todo esto solo cabe preguntarse algo: ¿Hasta cuándo van a cambiar las estructuras?, es como el cuento de nunca acabar, pero lo peor es que cada nueva variante es más enrevesada y deprimente que la anterior, al parecer es una competencia desenfrenada por ver quien inventa la variante de béisbol más destructora.

Si algún día la Federación Cubana de Béisbol o la Comisión Nacional, deciden retomar el tema del Salón de la Fama en Cuba, ¿cuáles serán los parámetros a medir para incluir a determinado jugador?, ¿será por simpatía? ¿O quizás harán algunas excepciones para los que jugaron 90 partidos, para los que disputaron 45 y para los que estuvieron en comodines?.

Nada que al parecer tendremos que seguir escuchando que nuestros comentaristas deportivos le pregunten a cuanta figura entrevistan, ¿qué se debe hacer para mejorar nuestro béisbol?




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mostrar Botones
Ocultar Botones