Search
Friday 18 October 2019
  • :
  • :

Perros versus sociedad

En Cuba, en sentido general, los perros pululan por las calles, casi todos llenos de sarna y de enfermedades que contagian a los canes domésticos, además de crear trastornos en las vías y, sobre todo, ladran hasta no dejar a uno ver el televisor o concentrarse en otros menesteres.

Aunque no tengo la valoración general de lo que ocurre en el país, por lo menos me voy a referir a lo que está sucediendo en mi barrio, el reparto Armando Mestre, de la ciudad de Matanzas. Es normal ver manadas de hasta 14 perros deambulando por las calles y cuando existe alguna hembra en celo el malestar se incrementa, porque vienen las peleas para convertirse en favorito.

Después de la lujuria surgen las nuevas camadas que incrementan la pandilla. Esos pequeños infelices, los que logran sobrevivir, a los pocos días están cubiertos de enfermedades y sobre todo de sarna. Ese es el panorama de los perros callejeros.

Existen muchas vías para reducir este problema que pasa inadvertido ante muchos ojos decisores. No soy del criterio del sacrificio, como en otras épocas cuando eran envenenados, tampoco considero que existan condiciones materiales para agruparlos, cuidarlos y darlos en adopción, porque tampoco hay muchos receptores. En mi criterio, nada experto, veo más loable la esterilización masiva, para ir reduciendo la gran proliferación de estos tristes seres vivientes, como dice mi nieto pequeño.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mostrar Botones
Ocultar Botones