Search
Friday 18 October 2019
  • :
  • :

Protegen conjunto escultórico en Matanzas (+audio)

Durante décadas el conjunto escultórico de La Libertad, ubicado en la segunda Plaza de Armas de Matanzas, sufrió los constantes vejámenes, robos, maltratos e irrespetos de la población.

Afrentas de todo tipo que atentaban contra la integridad del monumento, poseedor de notables valores histórico- patrimoniales se sucedían día tras día, a pesar de las continuas llamadas de atención y la ubicación allí de dos guardianes que, celosamente, requieren a los infractores y explican al visitante la importancia de las estatuas diseñadas por el escultor italiano Salvatore Buemi.

Debido a que estas medidas no frenaron los desmanes ciudadanos, muestra de la incultura y falta de civilidad de sus autores,  fue necesario ubicar una reja alrededor de la pieza escultórica para contrarrestar dichos atentados. El resultado ha sido inmediato. Pero el enrejado ha suscitado otras polémicas…

En las noches matanceras, el conjunto escultórico servía como banco y basurero a muchos de quienes visitaban el Parque de la Libertad

Disímiles argumentos se refieren a la reja como una violación al monumento dado que, según opiniones de algunos ciudadanos, su ubicación allí establece una idea de encierro, de enclaustramiento contra José Martí y La Libertad. Y entonces habría que analizar el fenómeno desde múltiples aristas.

Primero, no creo que una reja de 80 centímetros de altura constituya un ejemplo de irrespeto al conjunto escultórico, si señalamos además que se trata de una pieza de estilo neoclásico, que compagina perfectamente con el entorno y fue diseñada con una estética agradable.

La Oficina del Conservador contrató a dos personas quienes velan celosamente la seguridad y protección del monumento desde hace más de dos años

Si partimos de ello esta pierde las funciones subjetivas que le han impuesto quienes proscriben la necesaria protección del monumento ante opiniones estereotipadas y carentes de sentido, para convertirse en una obra de arte.

Por otra parte, quien ha visitado otras provincias del país se percatará de que no es únicamente en Matanzas donde se ha adoptado esta medida para evitar el contacto directo, muchas veces nocivo, de la población con las esculturas o conjuntos escultóricos. Tal es el caso, por ejemplo, de Cienfuegos y La Habana, por solo citar algunos.

Y por último, aunque es una triste realidad, debemos

En medio de la restauración del Parque de la Libertad, el conjunto escultórico resalta por su elegancia y belleza

reconocer que la indisciplina ciudadana causa más estragos al patrimonio, incluso, que la fuerza destructora de los vientos de un huracán.

Las personas, en la mayoría de los casos, no conocen, no respetan ni protegen los bienes de valor histórico y, si la ubicación de rejas, siempre y cuando cumplan las exigencias arquitectónicas y realmente no atenten contra los monumentos, resolverán el problema de la destrucción, habrá que analizar qué es más importante: dejarnos llevar por conceptualizaciones fuera de tiempo y sin argumentos consistentes o la preservación en el tiempo de una pieza que deviene símbolo de matanceridad y de identidad nacional.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mostrar Botones
Ocultar Botones