Search
Tuesday 15 October 2019
  • :
  • :

Ni el deporte escapa a la política

De pequeño escuché aquello de que el deporte no tiene nada que ver con la política. Con los años he aprendido que nada escapa a la política.

Los arreglos entre Cuba y la MLB de Estados Unidos en materia de béisbol no encuentran solución hasta el momento, debido al bloqueo que mantiene el país norteño sobre nuestro país y al que el deporte no escapa.

Pese a las buenas intenciones de la Federación Cubana de Béisbol y las autoridades de las Grandes Ligas, el tema fundamental de que puedan realizarse contrataciones entre ambas organizaciones, lo que evitaría las deserciones de talentosos jugadores criollos que salen en busca de la aventura -en la mayoría de las ocasiones negativa- de poder brillar en aquel país, sigue en espera. Es una política arbitraria y directa contra la Isla.

Cuba, sin embargo, sí mantiene negociaciones de este tipo con el béisbol japonés, considerado el segundo de más fuerza internacional, así como con Canadá, México, Panamá e Italia, todos con Ligas profesionales.

En días recientes el periódico mexicano La Afición publicó una información relacionada con unas declaraciones de Rob Manfred, comisionado de las Grandes Ligas, en las que señalaba que “en estos momentos el nuevo presidente electo de esa nación, Andrés Manuel López Obrador, es mi político favorito.”

La afirmación de Manfred era motivada por un escrito en la cuenta twitter de López Obrador, en la que expresaba: “No hay que pensarlo mucho. El programa deportivo 2018-2024 tendrá tres vertientes: actividad física y deportiva, en todos lados, para la salud y el bienestar; de alto rendimiento para ganar muchas medallas; y el béisbol, escuelas y formación de prospectos para grandes ligas”.

Luego de que el presidente electo afirmó que busca impulsar el béisbol en el país, Rob Manfred dijo que colaborarán para que la ‘pelota caliente’ siga creciendo a nivel nacional. “Apreciamos su compromiso hacia el juego y estamos interesados en trabajar con él de cualquier manera posible para que crezca en México”, dijo a ESPN.

Como se conoce, las Ligas del Caribe, entre ellas la mexicana, no son independientes, pertenecen en cierta manera a la MLB, rector del profesionalismo a nivel internacional. En el caso de Cuba, su no inclusión en ese grupo es la causa argumentada de que su participación en las Series del Caribe sea por invitación, sin poder recibir premios en metálico como las restantes naciones.

Desde hace unos años el deporte es más fuerte, convertido en aglutinador de personas y uno de los sectores que más dinero recauda a nivel mundial, por lo que la política no puede estar ajena a esa actividad.

Volviendo a Manfred, ojalá no tenga que retractarse de sus declaraciones sobre todo cuando expresó que López Obrador era su “político favorito”.

Recordemos que el nuevo mandatario electo de México es de tendencia liberal, algo que no es bien visto en estos tiempos por el presidente estadounidense Trump, quien mantiene una política hostil hacia los países que tienen gobiernos nacionalistas y progresistas.



Comentarista-narrador deportivo en Radio 26. Matanzas. Cuba. Vive en Matanzas


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mostrar Botones
Ocultar Botones