Search
Friday 13 December 2019
  • :
  • :

¿Clases sin zapatos?

Todavía en muchos países latinoamericanos hay niños que van a la escuela sin zapatos.

Estamos a las puertas del inicio del curso escolar 2018-2019 en el territorio cubano (tres de septiembre). Quizá por esa razón y por las preocupaciones de los padres actuales, me vino a la mente la figura de un hombre de letras y gran pedagogo, Raúl Ferrer, alguien con quien compartí en diferentes oportunidades.

Raúl Ferrer siempre estaba rodeado de personas, era el centro de la conversación y mantenía la curiosidad de todos; como buen maestro le daba atención individual a cada participante del grupo, “obligándolo” a mantener fija la mirada en él.

En cada uno de estos encuentros narraba anécdotas de su vida como maestro de primaria, que, según mi apreciación, era el nivel de enseñanza que más le gustaba.

Recuerdo sus cuentos. Uno de ellos sobre las clases sin zapato. Narraba que en una oportunidad un alumno dejó de visitar la escuela, por lo que fue necesario entrevistarse con los padres del ausente. Cuál no sería la sorpresa al conocer la causa.

Resultó que aquel niño, pobre, no tenía zapatos para ir al colegio y le daba pena presentarse así al aula, por eso optó por no concurrir. Raúl lo convenció de que fuera al otro día y que no se preocupara que todo iba a salir bien.

Muy temprano el maestro estaba en el portal de la escuela y cuando llegó el primer educando le dijo que a partir de hoy todas las clases serían sin zapatos, por lo que cada uno debía dejar junto al busto de José Martí sus calzados, esto le fue comunicado a cada uno, individualmente. Así todos estaban en iguales condiciones en sus pupitres.

Entonces el niño que no tenía zapatos pudo ir a la escuela y no sentir bochorno. Espere un nuevo comentario sobre calzado, uniforme escolar y la problemática actual.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mostrar Botones
Ocultar Botones