Search
Tuesday 12 November 2019
  • :
  • :

Un romancero para soñar en algún desliz del tiempo

En algún desliz del tiempo es un libro especial. No solo por estar dedicado a los niños o por constituir un homenaje al gran poeta español Federico García Lorca en los romances que contiene, sino también porque logra atrapar realidades del día a día, muestras de fértil imaginación y una invitación a adentrarse en un mundo del que nunca querrás salir.

“Escribí los romances en diferentes ocasiones, surgieron al azar. Luego los reuní y decidí hacer un libro con ellos. Coincide con que este año se conmemora el 120 aniversario del natalicio de Lorca, por eso pensé en homenajearlo por haber sido él un hacedor de romances.

“El libro tiene una cita inicial del poeta que dice: hay dulzura infantil en la mañana quieta, los árboles extienden sus brazos a la tierra. Los romances obedecen a diferentes temáticas, como son la naturaleza, la diversidad a partir de una relación entre un elefante y una paloma, hay duendes, un gato sonámbulo, aparece una descripción de la fuente del jardín con los animales que la visitan.

“Pero, en realidad, lo que aporta unidad al texto es la forma poética en que fue escrito. Cada romance está antecedido por una cuarteta con esa misma estructura, donde se ofrece una noción de lo que viene detrás”, afirmó Lucía Cristina Pérez, autora del romancero.

José Manuel Espino, presidente de la sección de literatura de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba en Matanzas, valoró los aciertos de En algún desliz del tiempo.

“Es un festejo inmenso encontrar una propuesta como la que nos presenta Lucy, sobre todo porque es un libro breve que tanto agradece el lector. Últimamente los autores nos hemos enamorado de la idea preconcebida de los concursos de que los textos tienen que ser tomos larguísimos, con demasiados versos.

“Creo que ella nos ha regalado un libro de esencias, maravilloso en el sentido de ser fiel a ella, sin tener que cumplir con expectativas ni editoriales ni de jurados, se nota que el primer compromiso es con ella misma.

“Es ese festejo íntimo lo que celebramos con estos romances, ese encuentro con una poesía que tiene que ver con lo cotidiano pero desde la delicadeza, la belleza mayor, esa a la que uno a veces le pasa por el lado sin detenerse apreciarla.

“El libro recoge precisamente el momento en que todo logra fijarse, cuando pensamos en lo que nos estamos perdiendo en la vida y relata esas cosas mínimas que nos acompañan toda la vida. Se trata de un libro de versos hermosísimos acompañados por unas ilustraciones que brindan una lectura del libro que representa un gozo mayor”.

Bárbaro Velasco fue el editor de En un desliz del tiempo

Bárbaro Velasco fue el editor de esta propuesta literaria cuya presentación, en la sala Pepe Camejo fue acompañada por fragmentos de la obra Una niña con alas y lecturas de los poemas, a cargo de los actores de Teatro de Las Estaciones.

Sobre los retos que entraña la literatura para niños señaló que “siempre es un compromiso tremendo porque, contrario a lo que se piensa, los niños saben más de lo que parece, como dijo José Martí. No hablamos del niño que espera un diseño o un poema cursi, sino del que piensa, que reflexiona, que es capaz de criticar.

“Esta propuesta de Lucy es doblemente significativa. Con ella me une una amistad entrañable y, entonces, cuando trabajamos con amigos es mayor la satisfacción. Sus romances son tiernos y profundos.

“El libro es breve pero intenso y está escrito, sin hacer concesiones a la cursilería y sin alardes formales, donde brilla la poesía desde el primer hasta el último verso. Lo pueden disfrutar personas de todas las edades, para quienes tienen menos edad y para los que peinan canas que conservan algo del niño que fueron”.

Lucy también se refirió al desafío de escribir para los niños. “Escribí este libro pensando en niños de edades primarias, pero como son historias contadas en versos pienso que las pueden leer también los adolescentes. De manera intencional el estilo de la escritura que las distingue es clásico”.

Entre los valores añadidos del texto, publicado bajo el sello de Ediciones Matanzas, se encuentran las ilustraciones de un artesano de la visualidad: Zenén Calero Medina. Sus aportes a la estética del libro le brindan un sello único.

Fragmentos de la obra de teatro Una niña con alas, de Las Estaciones, acompañaron la presentación

“Lo que te motiva a hacer una obra sobre todo cuando parte de un trabajo que un artista hizo es sumarte a esa poesía, a ese mundo que cada uno de los poemas tiene. Es un libro donde se refugia mucho sentimiento, muy dulce y agradable, que está hecho con mucho amor y eso se transmite cuando ella escribe.

“Para mí es un placer inmenso hacer ilustraciones para libros porque me gusta mucho ese trabajo, técnicamente hablando. Disfruto mucho el dibujo, ya sea en blanco y negro o a color. Fue un gustazo formar parte de este trabajo”.

En algún desliz del tiempo, el texto de la escritora Lucía Cristina Pérez publicado por Ediciones Matanzas, deviene invitación permanente a la fantasía y a disfrutar los detalles más pequeños de la vida, que suelen ser los más importantes.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mostrar Botones
Ocultar Botones