Search
Tuesday 12 November 2019
  • :
  • :

Los rostros de los sin tierra

Foto: Pablo Vergara.

La fotografía como denuncia social fue el pretexto encontrado por Pablo Vergara para dar a conocer la realidad brasileña desde otra perspectiva. Así comentó a los estudiantes universitarios en un encuentro realizado en la Sede Camilo Cienfuegos. La ocasión sirvió para dialogar un poco sobre las realidades del Movimiento sin Tierra de Río de Janeiro (MST) y la lucha por el rescate de latifundios improductivos.

Pablo Vergara es licenciado en Arquitectura y Urbanismo por la Universidad de Chile. Reside en Brasil desde el 2009. Fotógrafo, documentalista, pertenece al colectivo de Comunicación del Movimiento sin Tierra de Río de Janeiro, fotoperiodista del diario Brasil de Fato y colaborador en medios alternativos y en la revista cubana Contexto Latinoamericano de la Editorial Ocean Sur.

Los estudiantes universitarios, sobre todo los de Gestión para el Desarrollo Sociocultural y los de Periodismo, dialogaron con el artista acerca de las interioridades del Movimiento sin Tierra y la importancia de la fotografía en el escenario de la lucha social de los pueblos. También sobre los retos que tiene Brasil en un contexto complejo en el que se ha retrocedido en los avances sociales. Hubo además intervenciones de algunos profesores del Departamento de Marxismo e Historia que analizaron la lucha del Movimiento sin Tierra a lo largo de estos años.

El artista se ayuda del retrato para expresar sentimientos de descontento y desaliento en esos que luchan por condiciones mínimas de vida. Para captar sus instantáneas, Vergara convive con los integrantes del movimiento por semanas e incluso meses. Llega a establecer lazos de empatía y amistad y se traslada con ellos como un miembro más del movimiento. El lente del fotógrafo capta a las personas comunes en sus labores diarias: a los niños; a los obreros. El blanco y negro le sirve a Vergara para develar los misterios de personas humildes, sencillas. Los tonos grises son la línea común que enlaza desde el arte la estética y la política.

El Movimiento sin Tierra se originó en oposición al modelo de reforma agraria impuesto por el régimen militar, principalmente en los años 1970, que priorizaba la colonización de tierras en regiones remotas, con los objetivos de exportar los excedentes poblacionales y de la integración estratégica. Contrariamente a este modelo, el MST busca fundamentalmente la redistribución de las tierras improductivas. El grupo se encuentra entre los movimientos sociales más grandes de Latinoamérica, contando entre sus miembros a un millón y medio de campesinos sin tierra organizados a lo largo de 23 de los 27 estados de Brasil.

Foto: Pablo Vergara.

Foto de la autora.

Foto: Pablo Vergara.



Estudiante de Periodismo


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mostrar Botones
Ocultar Botones