Search
Wednesday 18 September 2019
  • :
  • :

Aprenda a disfrutar lo que le agrada a su nieto

La interacción de personas de más de 65 años de edad con otras de menos de 20 puede resultar un fuerte conflicto en la convivencia, comenta el doctor Adolfo Valhuerdi, coordinador de la Cátedra de Integración Mente-Cuerpo de la Universidad de Ciencias Médicas de Matanzas.

Aconseja el doctor que en el acto de socializar con los más jóvenes los mayores incorporen, desde una perspectiva responsable, estilos de vida a tono con el momento actual.

No discuta con el adolescente porque juega con la Tablet, aprenda a jugar con él, así protege al cerebro de la atrofia por desuso y además, el muchacho tiene la presencia rectora y protectora del adulto mayor, reflexiona el doctor.

Al abuelo, le sugiere Valhuerdi que aprenda a disfrutar lo que le agrada a su nieto, no saber no es un pretexto cuando existe la posibilidad de aprender; tener 65 años no es justificación para resistirse a probar nuevas prácticas porque la célula cerebral tiene un potencial de conectividad que no se frena con la edad.

Explica el galeno que es un “neuro-mito” que la célula cerebral no se regenera; es mentira que uno nace con todas las células cerebrales con las que se va a morir. Cada día nacen 25 mil células cerebrales nuevas y cada una tiene un potencial de conectividad cercano a las diez mil sinapsis (mecanismo de comunicación entre neuronas que permite la transmisión de información).

No faltan los ancianos que se sientan en el sillón y dicen: ¡Mírala!, pasó por ahí y ni me tiró un beso –afirma Valhuerdi y pregunta- ¿por qué no le tiraste el beso tú? Otros comentan: Aquí hace un año que no viene nadie, ni mi sobrina que vive a dos cuadras y cuando niña yo le preparaba la merienda. ¿Y por qué no caminas tú? ¡Socializa!, suaviza las relaciones tú que tienes más experiencia.

“Cuando las personas mayores se acogen a la tolerancia, la aceptación, la actividad física y una dieta saludable baja en azúcares, benefician su cerebro y su calidad de vida e inciden positivamente en su entorno de convivencia.

“La persona envejece cuando se resiste al cambio, excepcionalmente una persona de 80 o 90 años emprende una tarea nueva y eso está mal, si tiene 80 años tiene edad suficiente para estudiar otro idioma o aprender a tocar un instrumento musical. Recuerde que si nunca lo hizo, es nuevo para usted y es difícil, entonces su cerebro lo agradece.”




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mostrar Botones
Ocultar Botones