Search
Thursday 14 November 2019
  • :
  • :

Cero jit cero carrera, lo más difícil para un lanzador de béisbol

De las decenas de miles de encuentros de béisbol efectuados en nuestras Series Nacionales desde 1962 a la fecha, sólo se han propinado 56 juegos sin jit, ni carrera, lo que demuestra lo difícil
que resulta propinar esta hazaña.

Los dos primeros encuentros de este tipo llevados a los libros, alcanzaron una gran repercusión nacional e internacional porque los lanzó un mismo hombre y de forma consecutiva, algo realizado una sola vez en la historia de las Grandes Ligas de Estados Unidos por el zurdo Johnny Vander Meer, del Cincinnati, en el año 1938.

Fue el derecho villareño Aquino Abreu, el héroe de ese resultado cuando desde la lomita de los Centrales derrotó a Occidentales 10 por cero, el 16 de enero de 1966, en el estadio Augusto César Sandino, de Santa Clara y en su siguiente salida, el 25 de enero, repetiría el cero frente a Industriales, en el estadio del Cerro, hoy Latinoamericano, choque que terminó 7×0.

La proeza de Aquino en el año 1966 está considerada como una de las marcas irrompibles del béisbol cubano porque si propinar dos es casi imposible, imagínense tres juegos seguidos.

Esos fueron los dos primeros logros del béisbol revolucionario, ahora hablaremos de los últimos que tuvieron lugar recientemente.

Con diferencia de sólo 24 días, los lanzadores zurdos de Artemisa, Ricardo Martínez y Geonel Gutiérrez, entraron en la historia de nuestras Series Nacionales de Béisbol al propinar sendos juegos sin jit ni carrera a Cienfuegos y Santiago de Cuba, respectivamente.

Martínez lo consiguió el día 14 de agosto de este 2018, en su estadio 26 de Julio frente a Cienfuegos con marcador de super nockout, 15 por cero en cinco entradas, a escasos  días de comenzar el campeonato cubano número 58 y Gutiérrez ante Santiago de Cuba, en el parque Guillermón Moncada por fuera de combate, 10×0, en siete episodios, el viernes 7 de septiembre.

Estas son los dos primeros juegos de cero, cero que alcanza un equipo Artemisa en estos Clásicos de Béisbol y primera vez que ocurre en el 26 de Julio, segunda vez que lo recibe un equipo cienfueguero, ambas como visitador, mientras que para los indómitos santiagueros era la primera ocasión para un equipo con ese nombre y segunda ocurrida en el Moncada, luego de más de 44 años cuando el conjunto Oriente era víctima de los lanzamientos del camagüeyano Juan Pérez Pérez.

Más de esta historia en Cuba

El primer juego de estas características en Cuba ocurrió el 13 de febrero de 1887, cuando Carlos Macía, del Almendares, derrotó al Carmelitas, ambos de la Liga General de la República, considerada
posteriormente como Profesional con pizarra de 38 carreras por cero.

En ese béisbol rentado que extendió su accionar desde 1878 hasta 1961, cuando el gobierno revolucionario abolió el profesionalismo en Cuba, solamente propinaron 7 de estos encuentros y en el amateurismo en 1911, aún no era la Unión Atlética, Mario Castañeda, del Vedado Tenis Club venció por esa vía al Anunciata. Ya a partir de 1914 con el inicio de la Unión Atlética Amateur, logran 22 juegos de “no hit, no run”.

El último de esos 22 partidos, en 1956, tiene algo interesante ya que Miguel Oliver, del Wajay, retiró a los 27 bateadores enfrentados, pero su contrario no permitió carreras tampoco y en el décimo inning Oliver regaló dos boletos y le anotaron para perder una por cero.

En siete campañas como aficionado, Conrado Marrero, siempre lanzador del Cienfuegos implantó una marca de tres juegos de cero, que ya en el béisbol revolucionario igualaría el agramontino Juan Pérez Pérez. De Marrero podemos agregar que también logró otro partido de estos en la Liga de La Florida desde el box de los Havana Cubans.

En Series Nacionales, desde 1962, los equipos que más han propinado son Industriales, con cinco; Camaguey, cuatro; Villa Clara, tres, al igual que Las Tunas. Después aparece una relación de diez equipos con dos cada uno, entre ellos Henequeneros y Citricultores.

En Campeonatos Selectivos y Super Liga, los lanzadores de Pinar del Río tienen tres conseguidos y hay cinco equipos con uno cada uno.

En la suma de Nacionales y Selectivas, los tiradores de los equipos que han representado a la capital tienen 9 juegos de cero jit, cero carrera; los de Pinar del Río son siete y están con cinco, los de Matanzas, Las Villas y Camagüey.

Los equipos que más han perdido por esa vía son Las Tunas, cinco veces; Camagüey, cuatro, al igual que Industriales y en tres oportunidades, la ya desaparecida provincia Habana, Pinar del Río y
Citricultores. En Selectivas, Camagueyanos perdió cuatro veces sin hit, ni carrera.

Los estadios donde más estos juegos han ocurrido son: Latinoamericano, 13 ocasiones; Cándido González, de Camagüey en seis y en el Capitán San Luis, de Pinar del Río, cuatro.

En resumen, en Series Nacionales hemos tenido 48 juegos y 8 en Selectivas. Lanzadores derechos han propinado 43 de estos partidos y 10 han sido zurdos. Además, hay otros tres ganados por derechos, dos de ellos con la intervención de otro pitcher y otro por tres.

El primero con dos lanzadores ocurrió el día 16 de enero de 1971 cuando Walfrido Ruiz y Elpidio Páez, del Habana, vencieron a Camagüey 10 por cero, en el Cándido González y el otro es el único en extra inning, en 10 episodios, el 13 de marzo de 2012, en el Cándido González, cuando Holguín con Pablo Fernández y Raimar Navarro vencieron a Camagüey, una anotación por cero.

El de tres lanzadores, fue el primero de la era del bate de aluminio y tuvo lugar el 18 de febrero de 1979, en Bayamo, cuando Granma venció a Ciego de Ávila 14 carreras por cero y trabajaron el abridor y ganador Juan R. Gómez y los relevistas Pablo Castro y José Brizuela, éste último zurdo.

Hay cinco encuentros que duraron 7 entradas al aplicarse el KO beisbolero; otros dos que sólo fueron de cinco episodios, uno a causa de la lluvia y el otro por aplicarse el Super Ko.

De estos 56, hay uno sólo perfecto, es decir que nadie llega a primera, ni anotan y pertenece a Maels Rodríguez de Sancti Spíritus, el  22 de diciembre de 1999, en el estadio José Antonio Huelga, frente al equipo Las Tunas y que terminó una carrera por cero.



Comentarista-narrador deportivo en Radio 26. Matanzas. Cuba. Vive en Matanzas


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mostrar Botones
Ocultar Botones