Aníbal Medina

En busca de un puesto en la selección nacional de Cuba de cara a importantes compromisos internacionales, el pelotero Aníbal Medina regresaría a los diamantes en la venidera temporada 2019-2020.

Por ahora, el sobresaliente intermedista de los Cocodrilos de Matanzas se recupera del bolazo en el rostro recibido el 12 de agosto último, el cual lo obligó a una intervención quirúrgica por fractura del hueso malar (izquierdo), también conocido como pómulo.

En declaraciones exclusivas a la ACN Medina adelantó que no actuará en calidad de refuerzo en caso de ser solicitado por alguno de los equipos incluidos en la segunda fase y se dedicará en los meses próximos a la recuperación total en los aspectos físico y psicológico.

Me gustaría tomarme un tiempo para sanar completamente, fundamentalmente las secuelas mentales, agregó el integrante del equipo de la Isla al torneo de Harlem en julio anterior, quien aseguró contar con el apoyo de avezados psicoterapeutas.

Actualmente recibo sesiones de acupuntura en el hospital provincial Comandante Faustino Pérez, técnica con la cual mejoro paulatinamente la movilidad y sensibilidad del lado afectado del rostro, dijo el versátil pelotero natural de Corralillo, en la central provincia de Villa Clara.

Medina, de 27 años de edad, rememoró con detalles lo ocurrido durante el tercer desafío de los Cocodrilos en la actual campaña beisbolera, cuando un lanzamiento de alrededor de 86 millas por hora le impactó de lleno en la cara sin posibilidad de evadirlo.

Desde el principio supe de la gravedad de la lesión porque se me entumió gran parte de la mandíbula y zonas cercanas al reborde orbitario, manifestó el atleta.

Pese a los contratiempos, Aníbal planea jugar con los Cocodrilos en la LIX Serie Nacional de Béisbol, en 2019, y ganarse luego un lugar en la selección nacional con vistas al Torneo Premier 12, en el mes de noviembre, o los Juegos Olímpicos de Tokio 2020.

  • John Vila Acosta, ACN