Search
Tuesday 12 November 2019
  • :
  • :

En Radio 26, un diálogo de muchas voces

El análisis del proyecto de Constitución de la República de Cuba genera candentes debates en cualquier escenario, pues sin dudas la sal de la polémica adereza los diálogos sobre temas de por sí espinosos: las múltiples manifestaciones de discriminación, los vericuetos por los que se escapa la distribución equitativa de la riqueza y el valor del trabajo en la Cuba de hoy.

Estos y otros asuntos se discutieron en la Emisora provincial Radio 26, de Matanzas, aunque desde varias semanas atrás cualquier pasillo de la planta yumurina podía convertirse en tribuna. El ejercicio ratificó una verdad incuestionable: somos cubanas y cubanos los más severos críticos de nuestra realidad, pero a pesar de eso o por eso mismo, los más comprometidos con su avance y perfeccionamiento.

El locutor y periodista José Miguel Vázquez, por ejemplo, se refirió al artículo 68, “uno de los más llevados y traídos”, según sus propias palabras:

“Estoy de acuerdo con la unión voluntaria entre dos personas del mismo sexo, pero en caso que deseen adoptar hijos, sugiero que este proceso sea bien regulado por las leyes para evitar lamentables consecuencias luego”.

La reportera Giselle Rodríguez abordó el tópico de la remuneración salarial:

“En el apartado 76 se explica que el trabajo se retribuye en función de la cantidad, calidad, complejidad y los resultados y, en el párrafo siguiente, que todas las personas reciben el mismo salario por trabajo de igual valor, con lo que estoy plenamente de acuerdo.

“Mi preocupación se centra en el cumplimiento de esa ley, pues en ocasiones iguales trabajos no se recompensan con iguales salarios y median otros criterios como la categoría del centro laboral y el nivel o la idoneidad del trabajador para la labor que desempeña.”

Odalys Schery Guedes, especialista del Grupo de Investigaciones, planteó una duda que preocupa a muchos:

“Quisiera referirme al párrafo 215 sobre el derecho de los ciudadanos a una vivienda digna. Se debe aclarar qué se entiende por “vivienda digna”, qué estructura o condiciones debe reunir un hogar para que sea considerado como tal.

“No es un secreto para nadie que el fondo habitacional del país se encuentra deprimido debido, fundamentalmente, a la odisea que representa enfrentar un proceso constructivo en la actualidad. Las condiciones económicas impiden a muchos adquirir o mejorar sus casas y no pocas edificaciones se hallan muy lejos, en mi opinión, de esa categoría.”

El realizador de sonido Wilfredo Gouvea, por su parte, argumentó su criterio de agregar al menos una referencia a los deberes de los ciudadanos extranjeros en suelo cubano:

“En ocasiones se manifiesta cierta preferencia o prioridad hacia los foráneos con respecto a los nacionales y, lamentablemente, esto no solo se aprecia en el comportamiento de algunos coterráneos sino, incluso, en instituciones estatales.

“Entiendo que el turismo es una actividad económica fundamental para el desarrollo del país y que en el escenario internacional nos agreden para limitar la afluencia de visitantes a la Isla, pero eso no justifica que se obvien conductas negativas o, peor aún, que en un altercado se beneficie al ajeno solo por esa condición.”

En estrecho vínculo con este planteamiento, Gouvea amplió:

“Esta restricción se expresa, según creo, en el artículo 28 que reconoce solo la inversión extranjera. Pienso que debería existir al menos la posibilidad de que un cubano con su capital pueda, con el apoyo del Estado, crear negocios mixtos. En estos casos lo más importante es la procedencia del dinero y si en ese sentido no existen irregularidades, no veo por qué cerrar esa puerta.”

Los radialistas yumurinos ejercieron un acto de legítima democracia y sumaron sus voces a las muchas que, a veces dispares o confrontadas, contribuyen a la construcción de una Carta Magna atemperada a las exigencias de nuestras condiciones.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mostrar Botones
Ocultar Botones