Search
Sunday 22 September 2019
  • :
  • :

Presentan Premio de la Crítica 2017 en Ediciones Matanzas

Con la presentación del texto infantil Mi abuela es un primor iniciaron las actividades de la jornada literaria Premio Fundación de la Ciudad, dedicado este 2018 a los 40 años de Ediciones Matanzas, los 20 de Aldabón y el 325 aniversario de la Atenas de Cuba.

Merecedor de uno de los Premios de la Crítica Literaria en su más reciente edición, el libro convoca a la reflexión sobre cómo tratamos a las personas de la tercera edad en la sociedad cubana, más allá de la satisfacción de sus necesidades vitales, explicó su autora, la villaclareña Mildre Hernández.

Cuasi ya se ha convertido en una saga. La primera novela se llama Es raro ser niña, la segunda Una niña estadísticamente feliz, la tercera Mi mamá está en la cocina y esta última donde pretendo hacer llegar a los niños un razonamiento de cómo los abuelos la están pasando, exhortándolos a que cuiden a las personas mayores, que las respeten.

“Si bien es cierto que en las tres primeras partes de esta saga hablo sobre temas que aún son tabúes, como la familia homoparental, el machismo y la esclavitud de la mujer en la cocina, esta nueva propuesta es un llamado de alerta sobre cómo tratar a las personas de la tercera edad. Cuasi siempre va a ser una mirada de los niños cubanos de hoy o hacia ellos”.

Mi abuela es un primor es un libro entrañable. No recurre a fórmulas ni se sostiene sobre los prestablecidos códigos de la literatura infantil, sino que apuesta por el empleo de un lenguaje sencillo, diáfano y desenfadado al alcance de la psicología de los más pequeños.

Constituye este un extraordinario título dedicado a los niños pero, dadas sus características, resulta muy efectivo para personas de todas las edades, apuntó Leidy González, también villaclareña y escritora para niños.

“He tenido la oportunidad de apreciar las reacciones de personas de diferentes grupos etarios, independientemente de que los códigos son puramente infantiles, o sea, que es una novela dedicada a los niños.

“Además de que toca un tópico común a todos, los abuelos, de una manera muy sutil como suele hacerlo Mildre, siempre con el doble sentido que le encuentran los adultos, pero que el niño ve tan natural porque Cuasi es así, una niña que habla lo que escucha de su abuela y de su madre. Todo está muy bien justificado desde el punto de vista dramatúrgico de la novela y por eso digo que es un producto que sirve igual para todas las edades. Con el personaje de Cuasi, Mildre es capaz de tocar varias aristas de la sociedad”.

El escritor matancero José Manuel Espino se sumó a las consideraciones positivas sobre Mi abuela es un primor. “Es un libro que refleja la personalidad de su autora, desenfadado, lleno de sorpresas y muy divertido, algo que se agradece porque la forma de atrapar a los lectores niños es que ellos sientan que el libro es vivo, que se mueve al mismo ritmo de lo contemporáneo.

Mi abuela es un primor logra escapar de esa dimensión de la literatura escritural que es a veces fría y termina en un momento muy cálido, muy especial. Es un libro que el lector que se encuentre con él se sentirá de alguna manera identificado y tendrá una perspectiva distinta sobre los abuelos.

“Destaca como un acercamiento muy raro desde la visión del niño a las personas de la tercera edad. Mildre lo logra con mucha sagacidad. Ella es una escritora que maneja el diálogo como pocos y realmente tiene mi admiración mayor”.

Las actividades de la jornada literaria Premio Fundación de la Ciudad concluyeron este domingo con la presentación de los libros reconocidos en el año 2017 y la entrega de los galardones correspondientes al presente año.

  • Foto de la autora



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mostrar Botones
Ocultar Botones