Search
Monday 18 November 2019
  • :
  • :

Georgina tiene razón, Matanzas inspira

La escritora Georgina Herrera me afirmó durante el tradicional encuentro entre hijos de la urbe de Ríos y Puentes que radican ahora en otros territorios, que Matanzas es una ciudad que inspira por su belleza y su historia; humildemente concuerdo con ella.

“Todo te debo, Matanzas:/ (…) A mi pecho te abalanzas/ con una pasión tan fuerte/ que no basta con saberte/ en mi sangre, detenida:/ ya que te debo la vida/ te quiero deber la muerte”, escribió Carilda Oliver para perpetuar lo que muchos sentimos.

Con el recientemente publicado libro Matanzas, primera urbe moderna de Cuba, la doctora Alicia García Santana argumenta desde la literatura sus declaraciones durante la VI edición del Taller Nacional Museología y Sociedad que sesionó en septiembre último:

“La ciudad tiene un valor extraordinario a los efectos del patrimonio arquitectónico cubano, Matanzas no es solo el patrimonio físico, es contenedor de espiritualidad y su restauración subraya su rango de importancia como primera moderna de Cuba. ”

El próximo día 20 Ediciones Vigía presentará La ciudad que amo, libro donde la escritora Loreley Rebull en prosa poética alude a lugares emblemáticos como los hoteles París y El Louvre, el fortín El Morrillo, la Ermita de Monserrate y el Palacio de Junco, algunos de ellos deteriorados y otros que se reaniman o rescatan.

También los aficionados se motivan ante la cuna de la rumba y el danzón. Mi padre, Noel, amante del repentismo, se inspiró ante el aniversario 325 de la ciudad que también es nuestra, aunque vivimos a unos siete kilómetros de ella:

Matanzas, que diminuto/ se me pone el corazón/ cuando tengo la impresión/ de ser carne de tu fruto./ Me dio luz el instituto/ para sentir tu valía/ y que profunda alegría/ me da verte reluciente/ cuando el agua bajo el puente/ muestra tu fotografía.

Los años que te han labrado/ son 325/ y virtudes con ahínco/ en tu historia se han sembrado./ Las huellas de tu pasado/ siguen vivas todavía,/ esclavitud, rebeldía/ viven bajo el pavimento./ entre el carril y el cemento/ de las líneas del tranvía./

Por tus puentes caminar/ es caminar sobre historia/ y en tu bahía la gloria/ rebelde se supo anclar./ A quererte hay que enseñar/ a los que vengan después,/ porque eres la Atenas y es/ un orgullo matancero/ recordar al Peinetero,/ a Carilda y Milanés.

Creo yo que a Matanzas: No quererla es imposible,/ compartirla es necesario/ porque hay mucho en su diario,/ valioso por ser tangible,/ precioso por intangible./ Matanzas, sitio especial,/ ciudad bella, original,/ que por su grata cultura/ y su hermosa arquitectura,/ es joya patrimonial.

Dice la consagrada escritora Georgina Herrera, con raíces inolvidables en el municipio de Jovellanos, aunque vive en La Habana, que a Matanzas hay que cuidarla más allá de su fecha de aniversario porque es una ciudad que inspira y deslumbra a quien llega a conocerla. Múltiples voces lo confirman, Georgina tiene razón.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mostrar Botones
Ocultar Botones