Search
Sunday 17 November 2019
  • :
  • :

Engalanan a Matanzas en sus 325 años

La ciudad de Matanzas, capital de la provincia del mismo nombre, fue fundada el 12 de octubre de 1693. La inmigración francesa, a fines del siglo XVIII, le dio un auge desconocido hasta entonces. El azúcar fue un rubro económico fundamental durante el siglo XIX y su puerto le permitió un intenso comercio con el exterior.

Eso hizo de Matanzas una urbe rica y culta, la más próspera del interior de la Isla, que pudo aplaudir en sus escenarios a Fanny Esler, Anna Pávlova y Adelina Patti, esta última la mejor soprano de todos los tiempos, mientras que entre sus huéspedes contó con figuras de tanta alcurnia como Luis Felipe de Orleans.

Este esplendor de ayer se advierte hoy en el severo corte neoclásico de muchas de las edificaciones de la villa y en sus casas de grandes pórticos que lucen hierros forjados en los ventanales y gruesas puertas de madera dura tachonadas con enormes clavos.

La llaman la Bella Durmiente o la Ciudad Dormida. Es tierra de poetas, por lo que también se le alude como la Atenas de Cuba. Aquí nacieron José Jacinto Milanés, Bonifacio Byrne, Agustín Acosta y Carilda Oliver Labra, la poetisa apasionada de Se me ha perdido un hombre y Al sur de mi garganta.

En la música Matanzas marca asimismo una huella indeleble. Es la plaza fundamental del complejo danzario de la rumba y cuna del danzón, baile nacional, y el danzonete.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mostrar Botones
Ocultar Botones