Search
Sunday 22 September 2019
  • :
  • :

Los pesos que le faltan al salario

Pese al excesivo gasto físico, los dependientes están incluidos en los grupos de I al VI, los menos remunerados en la escala salarial cubana.

Agobiado más que todo por las consecuencias de los bajos salarios de los empleados en la industria sin chimenea, el Sindicato provincial de Trabajadores de la Hotelería y el Turismo efectuó su Segunda Conferencia, una suerte de Congreso que hurga en la gestión de los últimos cinco años y aprueba las proyecciones del próximo período.

A diferencia de otros encuentros similares, las demandas en esta ocasión se relacionaron con las dificultades objetivas que impiden mayor eficiencia y cumplimiento de los ingresos en las instalaciones hoteleras, extrahoteleras y actividades de apoyo.

Y claro, una cosa conduce a la otra. Si se incumple, no habrá entonces beneficios de propina colectiva, ni pagos por resultados donde se pueda, un asunto que hoy inquieta a los hombres y mujeres de un sector que promedia el más bajo salario de la esfera empresarial cubana, pese a ser este la segunda fuente de aporte de divisas frescas al país.

¿Por qué se remunera tan poco en el turismo? Una causa podría asociarse al hecho de que los operarios, cocineros, camareras, dependientes, piscineros… que integran una población laboral numerosa, pertenecen a los grupos del I al VI, los menos remunerados en la escala salarial cubana. Gana lo mismo el dependiente de la cafetería de la terminal de ómnibus interprovincial que el del snack bar del hotel Brisas del Caribe, en Varadero.

Un segundo elemento se vincula a otra realidad. A diferencia del resto de los sectores encargados de la creación de bienes y de servicios, el de ocio no ha logrado dar “pie con bola” en la aplicación de sistemas de pagos que estimulen el crecimiento de esos bajos salarios, la llave que el país colocó en manos de las empresas para abrirle la puerta a tales aumentos.

En cuanto a los pagos por rendimiento, se clasifican a destajo o por resultados, en el Ministerio de Turismo (Mintur) los que mejor parados salen son las actividades de apoyo como Citur o Emprestur, un beneficio que en menor medida reciben los empleados de la red extrahotelera a cargo de la División provincial de Palmares, muy contrastante con el perjuicio percibido en los hoteles, pese a ser esta actividad la que se considera el corazón de la industria turística, donde se gesta su misión fundamental.

Para ser honesta, habría que decir que en términos de resoluciones de pago, ninguna ha significado mucho en el Mintur. Ni la 9 del 2008, ni la 17 del 2014. Ni mucho menos la vigente Resolución 6 (R6), que introdujo la excepcionalidad de excluir de su aplicación a los hoteles bajo el sistema de todo incluido que en Varadero, el emporio cubano de sol y playa, son la totalidad.

La decisión, con el objetivo de proteger el salario, que ahora se pagaría por tiempo y no por rendimiento, apagó la posibilidad de que la R6 fungiera como mecanismo asegurador de mayor calidad en la prestación de los servicios en la hotelería, precisada de menos gastos, rentabilidad y, como consecuencia, de ingresos que engordaran el salario.

Esta empleada del hotel Villa Cuba cifra sus esperanzas de jubilación en una elevación de los salarios que mejore la cuantía de su pensión.

La “solución” de no aplicar la R6 ya no castiga los cobros, pero tampoco los deja crecer, parecerse a la riqueza creada, al aporte individual o colectivo, lo que viola el artículo 109 de la Ley 116, Código de Trabajo: Los salarios también deben pagarse atendiendo a la calidad y cantidad del trabajo hecho.

Tal y como se dijo en la Segunda Conferencia, cuando se decidió que ya la mencionada fórmula de pago no actuara en los todos incluidos, Cuba vivía un “boom” en la llegada de visitantes extranjeros y entonces se remuneraba según los porcentajes en el crecimiento de los planes de ingresos, en las utilidades. Hoy se da el proceso inverso. Bajó la recepción en llegadas y con ello se ha producido una afectación en los indicadores económicos.

Por eso se alzaron muchas voces abogando por la búsqueda de una solución porque, contraria a la creencia popular, en Matanzas no todos los trabajadores acceden de igual manera a las propinas directas, esas que reciben como consecuencia de su desempeño individual, y están a expensas de las que puedan ganarse de manera colectiva, algo que se llama compensación.

Ese provecho en algunos hoteles se recibe el año entero, en otros la mitad y en la mayoría, apenas los dos o tres meses de esplendor de la llamada temporada de alza turística; estos últimos ven menguadas sus ganancias por razones ajenas a su voluntad, pues no son los encargados de traer a los turistas.

Lo malo del pago de estimulaciones en CUC, de las llamadas propinas es que no forma salario, no constan en la tarjeta SNC-225 y por tanto no engrosa el monto de la jubilación, lo que agrava la situación de empleados que terminarán su vínculo laboral con 250 pesos, luego de sumar 30 años de trabajo en hoteles del Mintur.

En la Segunda Conferencia, Víctor Manuel Lemagne Sánchez, secretario general del SNTHT, reflexionó sobre las implicaciones de los bajos salarios en el sector y lo asoció al éxodo de fuerza calificada de las instalaciones turísticas, negativa manifestación para una industria muy necesitada de competencias profesionales, fundamental en la elevación de la calidad en la prestación de los servicios.

Isdalis Rodríguez Rodríguez, miembro del Comité Central del Partido Comunista de Cuba y secretaria general de la CTC en la provincia de Matanzas, admitió la urgencia de que el asunto del salario tenga ya una solución, no respuestas.

Y es muy cierto. El Mintur necesita probar fórmulas que eleven la calidad, atraigan más turistas, más ingresos al país y a sus empleados. Habrá que hacerlo, también, para salvar a hombres y mujeres que eligen completar, con lo que no deben, los pesos que le faltan a su salario.

  • Fotos de la autora



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mostrar Botones
Ocultar Botones